Contender entre las categorías de los Premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMPAS) va mucho más allá de destacar en el ámbito cinematográfico, ¿o no?

Sobre todo este año, en el que movimientos, campañas y protestas pacíficas han inundado el mundo del entretenimiento. Aunque los votantes son los miembros de la Academia, en la actualidad mucho tiene que ver la perspectiva social y política.

Ya pasó con estrellas como Kevin Spacey en la televisión, quien fue despedido de Netflix (de la serie que protagoniza, “House of Cards”), le retiraron premios y hoy es acusado por víctimas de acoso sexual, así como por el juicio público.

El cine podría no ser la excepción y hoy es muy probable que el activismo cambie el rumbo hacia la noche más cotizada de Hollywood.

En los Globos de Oro, la alfombra roja se tiñó de negro porque fue el color de la protesta contra el acoso y la inequidad de género (y las celebridades portaron el pin de Time’s Up), mientras que en los SAG Awards solamente entregaron preseas actrices (y no actores), ¿qué pasará en el Oscar?


Los Oscares se llevarán a cabo el 4 de marzo en el Teatro Dolby y serán conducidos por Jimmy Kimmel

Tal vez solamente haya protesta en los discursos de aceptación la noche del 4 de marzo en el Teatro Dolby, como sucedió con #OscarsSoWhite, movimiento que se apagó con el tiempo y que no ha generado un cambio hacia la diversidad en el cine.

¿Cuánto vale un Oscar?

El precio de una estatuilla de la AMPAS es de un dólar, por increíble que parezca. Esto se debe a que los ganadores deben firmar un contrato que les prohíbe vender el galardón sin antes ofrecerlo a la Academia, por el mencionado costo.

Otro año mexicano

Lo hizo Alfonso Cuarón, después Alejandro González Iñárritu, este año podría lograrlo Guillermo del Toro y se llevaría la estatuilla a Mejor Director por “La forma del agua”, categoría que se llevó en los Globos de Oro y en los Critics’ Choice Awards.