Bef ilustra el mundo de las matemáticas como un juego para los niños

Bernardo Fernández ‘Bef’ estuvo en la Fenal para presentar su libro Sofía en el País del Infinito. En entrevista, platicó sobre la importancia del regreso de las fiestas literarias, así como su visión de las nuevas generaciones que se dedican a la historieta

Bernardo Fernández ‘Bef’ estuvo en la Fenal para presentar su libro Sofía en el País del Infinito

Bernardo Fernández ‘Bef’ estuvo en la Fenal para presentar su libro Sofía en el País del Infinito

Comparte esta nota

Las miradas inquietas y de sorpresa de niñas y niños llenaron los pasillos del Poliforum León, espacio que recibió nuevamente a la Feria Nacional del Libro de León (Fenal), en Guanajuato. Algunas, quizá por primera vez, pisaron el recinto para este encuentro inigualable con el libro, objeto creado hace miles de años para resguardar los saberes y cultura de la humanidad. Con la llegada de la pandemia, los encuentros literarios se suspendieron, pero este año regresan con la energía suficiente para acercar a la gente al hábito de la lectura; así lo ve el escritor e historietista Bernardo Fernández “Bef”, quien fue parte de los artistas invitados a esta fiesta de la palabra.

“Son espacios importantes, incluso, hasta en términos sociales, porque promueven la lectura, sobre todo, de ciudades medianas a pequeñas como ésta. En una ciudad grande tú sabes que puedes conseguir libros, ir a presentaciones, pero en las medianas esa posibilidad no es tan cotidiana. La oferta editorial es grande, eso damos por sentado en la ciudad de Guadalajara o en la Ciudad de México, aquí no, por eso es importante que se promueva”, platica a Reporte Índigo.

Y, en el caso de la Fenal, que en sus ediciones pasadas experimentó la virtualidad, para Bef eso nunca se comparará con la vivencia presencial.

También celebra que este año la Feria siga con su labor de promover una gran diversidad de escritores, desde su perfil como caricaturista, los cómics, poetas, con comunicadores de la ciencia, hasta poner en diálogo otras artes como el teatro.

“Me parece una fiesta alrededor de la lectura, nunca tendremos suficientes lectores. El hecho de hacerse virtuales durante el encierro estuvo bien, pero no es lo mismo, porque nunca en la historia habíamos tenido esta posibilidad de estar tan cerca de autores y lectores como ahora; como autor estás en tu casa, trabajando solo y de repente ver eso que se te ocurrió en tu casa y tiene resonancia en otras personas es maravilloso”, comparte.

Si bien, el caricaturista está consciente de las nuevas tecnologías, cree y quiere pensar que el libro no dejará de estar vigente.

“Cuando estudié diseño hace 30 años, en la carrera había quienes decían que para el año 2005 ya no iba haber libros, y aquí siguen. Todo el tiempo me encuentro gente cercana al libro que dicen que los libros ya son obsoletos, y la verdad es que no, es la tecnología perfecta, no se les acaba la pila, me parece que van a seguir por mucho tiempo”, opina.

Bef presenta un cuento de ciencia ficción

Bef presentó en la Fenal, junto con la divulgadora científica Gabriela Frias, Sofía en el País del Infinito. Él se encargó de las ilustraciones y Frías de la escritura, ambos lo realizaron, en un gesto de amor, con la intención de dedicárselo a su pequeña hija Sofía.

El cuento narra los recorridos de Sofía y su gatita Luna a través del multiverso, en donde aprenderán que las matemáticas y los números son un juego

“Se habla que las mujeres somos una minoría, pero no lo somos, tenemos que abrir espacios para niñas y jóvenes. Son los papás los que impulsan a las y los niños en estas áreas; como mamá quería compartir este libro, lo que yo quería para leerle a mi hija, pero que no encontraba en ningún lado, y ahora es para todos ustedes”, explicó la también filósofa de la Ciencia.

Precisamente en esta edición de la fiesta literaria se hizo mayor énfasis en la divulgación científica y Sofía en el País del Infinito (Sexto Piso) fue parte de la oferta.

De acuerdo con Bef, es algo de suma importancia, pues, a veces, por tratarse de temas complejos, a los niños, tanto en las escuelas como en casa, no se les brinda el tiempo suficiente para acercarlos al mundo de las ciencias o para recurrir a la ciencia ficción para comunicarles estos temas.

“Es un libro pensado desde hace mucho tiempo, Gabriela y yo éramos pareja en ese momento y nuestra hija Sofía era chiquita. Fue una labor de mucho amor entre dos papás para una hija, lo podría definir como una labor muy amorosa”, explica.

El cuento narra los recorridos de Sofía y su gatita Luna a través del multiverso, en donde aprenderán que las matemáticas y los números son un juego que les permite comprender mejor, tanto el mundo que las rodea, como a sí mismas.

A lo largo de sus viajes han ido a mundos donde todavía hay dinosaurios, o en otra de sus aventuras se adentran con su nave espacial en un agujero de gusano, un túnel en el espacio-tiempo, y llegan a un mundo extraordinario llamado El País del Infinito.

“Me da mucha emoción este libro porque no sólo es un cuento infantil, sino que tiene una parte didáctica y educativa que nadie te lo explica en la escuela”, relata.

Sofía en el País del Infinito también busca que las niñas se interesen por las ciencias y que vean que sí es posible dedicarse a ellas.

Por ejemplo, se rinde homenaje a Ada Byron, escritora británica y primera programadora matemática.

Las nuevas miradas

El historietista define este momento de su carrera como muy especial, que le permite poder mirar con gran inspiración a sus lectoras y lectores.

“Me gusta mucho escucharlos, reconectar con el niño que fui cuando tenía 6 o 8 años, poder trabajar y hacer libros para estos lectores me reconecta con la persona que fui y sobre todo el asombro cuando tenía esa edad, es maravilloso, te nutre y te llena de luz”, aclara.

“Si yo pudiera mandar un mensaje a las nuevas generaciones sería: 'piensa', pero es mucha responsabilidad, aunque sí es importante y creo que la lectura lo promueve”
BefNovelista e historietista

Ve con gran entusiasmo a las nuevas generaciones que se acercan a la caricatura y las historietas, por lo que espera que aún tengan una larga vida.

“Yo ya me siento parte de una generación anterior, tengo claro que ahora hay un montón de gente nueva haciendo lo que hacía hace 20 años con mucho entusiasmo, y me da mucha emoción que esto siga, nuevos y nuevas dibujantes, autores y autoras, me da mucha emoción estar inserto en esa tradición.

“Las miradas se van renovando, yo veo ese ímpetu que tuve a esa edad, en el fondo lo que me dice es que está a salvo la permanencia de nuestra cultura y su renovación a partir de nuevos creadores”, puntualiza.

Recomendaciones para las y los adolescentes

Bef cuenta que su novela favorita es Frankestein, historia que recomienda a las juventudes porque es la metáfora adecuada para esta etapa de la vida.

“Eres la obra maestra de tu papá y cuando te ve se aterroriza de lo que creó, eso me gusta mucho, es hermosa. Los clásicos como Drácula, lo puede leer todo jovencito y se va a fascinar. Los libros son como el sapo y el príncipe, tienes que besar muchos sapos para encontrar ese libro maravilloso, si no te gusta no lo sigas leyendo, pero anímate a tomar otro y otro, hay uno para ti que te está esperando en algún lado”, comenta.

También puedes leer: El poeta Ulises Torres presenta su libro “La fe de las ballenas” con el cual reivindica el poder de las palabras

Salir de la versión móvil