Cartas a Gabo: exposición El escritor sí tiene quien le escriba

Reporte Índigo recorrió la exposición Gabo a 40 años del Nobel: el escritor sí tiene quien le escriba, compuesta por decenas de cartas que recibió Gabriel García Márquez y que fueron encontradas en la casa donde murió el Premio Nobel de Literatura

Reporte Índigo recorrió la exposición Gabo a 40 años del Nobel: el escritor sí tiene quien le escriba, compuesta por decenas de cartas

Reporte Índigo recorrió la exposición Gabo a 40 años del Nobel: el escritor sí tiene quien le escriba, compuesta por decenas de cartas

Comparte esta nota

En el libro El coronel no tiene quien le escriba, el protagonista acude cada viernes, durante 15 años, a la oficina de correos con la esperanza de recibir una carta que confirme su pensión como veterano de la Guerra de los Mil Días, en Colombia. Pero en el costal lleno de sobres nunca hay ninguno para él.

“El administrador se echó el saco al hombro, bajó el andén y respondió sin volver la cabeza: —El coronel no tiene quien le escriba”, se lee en un fragmento de la novela que Gabriel García Márquez publicó en 1961.

Y, como referencia al título del que García Márquez consideró su mejor libro, su familia inauguró la exposición Gabo a 40 años del Nobel: el escritor sí tiene quien le escriba. Se trata de una muestra de decenas de cartas que le enviaban personajes de las artes y de la política.

Gonzalo García Barcha y Emilia García Elizondo estaban buscando una foto para la conmemoración del 40 aniversario del premio Nobel de Literatura que su padre y abuelo, respectivamente, ganó en 1982. Fue así que encontraron una caja blanca que decía “nietos” y la actriz y directora de la Casa de la Literatura Gabriel García Márquez se sintió con la libertad de abrirla por aludir a ella.

Ahí había aproximadamente 150 cartas archivadas en sobres que jamás habían visto. Por lo que hijo y nieta seleccionaron entre 35 y 40 escritos para exponerlos durante dos meses, del 16 de junio al 16 de agosto de 2022, en donde Gabriel García Márquez vivió sus últimos años.

La entrada tiene un costo de 200 pesos y los boletos ya se encuentran a la venta en cartasagabo.boletia.com

La Casa de la Literatura Gabriel García Márquez

Gabriel García Márquez murió el 17 de abril de 2014 en su casa en la colonia Jardines del Pedregal, en la Ciudad de México. Un mes antes, el 6 de marzo, salió a que le cantaran “Las Mañanitas” por sus 87 años con una rosa amarilla en el saco.

Cuando se supo la noticia de su fallecimiento, lectores del escritor y periodista acudieron al número 144 de la calle Fuego a llevarle flores. Pero a pesar de que la fachada de la residencia estilo colonial quedó tapizada por las ofrendas de quienes admiraban a García Márquez, la puerta de madera no se abrió al público.

Fue hasta octubre de 2021, cuando Emilia García Elizondo organizó una venta llamada “El Armario de Los García Márquez”, que las personas que hicieron previa cita pudieron entrar. El acceso vuelve ahora que acondicionó un espacio para la exposición Gabo a 40 años del Nobel: el escritor sí tiene quien le escriba, cuyas cartas formarán parte del acervo del Harry Ransom Center, donde está su colección en Texas, Estados Unidos.

El inmueble sigue habitado por la familia. Permanece el estudio de “Gabo” con sus sillones amarillos y su jardín con flores del mismo color, que son parte de las atracciones de la Casa de la Literatura Gabriel García Márquez.

Hace cuatro décadas, en el predio ubicado en Fuego 144, el autor recibió la llamada en la que le avisaron que había ganado el Premio Nobel de Literatura. Fue el primer colombiano y el cuarto latinoamericano en obtener el galardón de la Academia Sueca.

La exposición está abierta, de 11:00 a 18:00 horas, de martes a sábado

El escritor sí tiene quien le escriba

Antes de Gabriel García Márquez, en Latinoamérica recibieron el Premio Nobel de Literatura Gabriela Mistral, en 1945; Miguel Ángel Asturias, en 1967; y Pablo Neruda, en 1971. El poeta chileno redactó la carta más antigua de todas las que integran la exposición Gabo a 40 años del Nobel: el escritor sí tiene quien le escriba.

La fecha es del 22 de junio de 1972. Está escrita con marcador verde e invita a García Márquez el 12 de julio a la Taberna del Caballo Verde en París con los escritores Mario Vargas Llosa y Julio Cortázar.

“Me he debatido entre respetar tu privacía o romperla para hacerte saber, a ti y a la Gaba, que los hemos estado acompañando todo este tiempo con el cariño del viejo amigo de siempre”, le dice en papel membretado el autor de la minificción El dinosaurio, Augusto  Monterroso, al enterarse de su diagnóstico de cáncer en 1999.

Entre los remitentes en el gremio de la música está el español Joaquín Sabina; el cantautor le escribe una canción de cumpleaños a Mercedes Barcha, esposa y creadora de la Fundación Gabo en 2017.

Mientras que del mundo del cine enviaron correspondencia el director Woody Allen, el guionista Wim Wenders y el actor Robert Redford.

El expresidente de Cuba, Fidel Castro, felicitó a “Gabo” por su nieto mediante una carta. Y exmandatarios de México como Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto lo escribían en su cumpleaños a través del género epistolar.

Historiadores como Enrique Krauze y Rafael Tovar, el periodista Jon Lee Anderson, o la Casa Blanca de Estados Unidos también enviaron cartas al autor de Cien años de soledad. A través de una misiva, el subcomandante Marcos, líder del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, lo invitó a la Convención Nacional Democrática.

“Vale, maestro. Salud y acepte este tierno saludo que, desde el lado de acá del pasamontañas, le manda no su mejor lector, pero sí su más compañero”, se despidió en 1994 el insurgente que firmaba “desde las montañas del sureste mexicano”.

A considerar

Al visitar Gabo a 40 años del Nobel: el escritor sí tiene quien le escriba toma en cuenta que:

  • Hay un límite de 100 personas por día
  • No pueden estar más de 20 personas al mismo tiempo dentro de la exposición
  • Si el cupo está completo, se permitirá la entrada una vez que se liberen espacios
  • La estancia no debe durar más de 40 minutos

También puedes leer: Pondrán a Gabriel García Márquez, Elena Garro, y Jorge Luis Borges al alcance de todos

Salir de la versión móvil