>> Te cuidas el cabello, el físico, proteges tu organismo de enfermedades como gripe, pero no cambias el estilo de vida que llevas para así evitar daños irreversibles en el cerebro, órgano que muchos dejan para el Último puesto en su lista de prioridades.

>> Tras haber realizado una investigación, expertos en neurología de la Universidad de Upsala, en Suecia, determinaron que no dormir adecuadamente provoca neurodegeneración y evita que el sueño limpie las toxinas del cerebro (se regenere).

>>Cuando el cerebro no elimina toxinas por falta de sueño –entre ellas la beta-amiloide– aumenta el riesgo de que se desarrollen enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer.

>>Por otro lado, un estudio de la Universidad de Pensilvania indicó que no dormir merma la actividad de las neuronas en la corteza prefrontal y se reduce la velocidad de reacción de la materia gris.

>> Los altos niveles de estrés modifican la estructura del cerebro y esto puede ser el primer paso hacia la pérdida de memoria, según un estudio en Scientific Reports.


La actividad física moderada disminuye los niveles de estrés, por ende ayudan a la salud cerebral

>> El “combo” conformado por el aumento en los niveles de estrés y la falta de sueño altera el reloj biológico de los seres humanos, provocando cambios a nivel epigenético, lo que puede afectar el control del azúcar o de grasa en la sangre, según los expertos de la Universidad de Upsala.

>> Acostumbrarse a comer alimentos que son ricos en grasas saturadas, azúcares y sal no solamente es dañino para la salud del cuerpo y el bienestar emocional, también es un enemigo más para el bienestar del cerebro.

75%

De la alimentación debe basarse en frutas y hortalizas

>> El estrés daña directamente al hipocampo y el cerebro se encoge, tal como señala el Centro Nacional de Ciencias Biológicas de Bangalore, India.

>> El neurólogo y chef Miguel Sánchez Romera indica que “si tienes un cuerpo bien alimentado, tienes un cerebro bien alimentado”. Y recomienda que se consuman minerales esenciales como el sodio, el potasio y el magnesio.

>> Comer frutas como mora azul y verduras como brócoli, aceite de oliva, cereales y frutos secos ayudan a fortalecer este órgano.

8

Horas de sueño se recomiendan para el buen dormir

>> Alejarse de los azúcares y acercarse a los pescados azules, las vitaminas del grupo B y los ácidos grasos insaturados evitará el envejecimiento cerebral.

>> La Dra. Eva Selhub dice en Harvard Business Review que optes por ser “limpio” durante dos semanas y notarás la diferencia. Además, lo agradecerás en la vejez, “pues entre los múltiples beneficios están evitar la inflamación celular y mejorar la función de los neurotransmisores”.