¿Eres de las personas que deja la opción de GPS todo el tiempo activada en tu celular? ¿te has puesto a pensar que todos tus movimientos son registrados por Facebook y otras aplicaciones de tu celular? Pero además, ¿qué sucede con toda la información recolectada sin que tú te des cuenta?

Actualmente todo lo que hacemos desde nuestro celular es monitoreado al por menor, empezando desde dónde nos encontramos, cuál es nuestra edad, el sexo, el lenguaje, entre otras características que tenemos almacenadas o compartimos a través de nuestras redes sociales vía móvil.

Todo este tipo de datos que autorizamos a que sean tomados de manera gratuita por apps en nuestro celular, son valiosos para compañías que se dedican al mercadeo, que están deseosas por ver la manera de dirigir anuncios mucho más específicos al consumidor final, según reportó el Wall Street Journal.


En Estados Unidos alrededor de 70 millones de personas son rastreadas para saber sus hábitos de compras y sus ubicaciones

De acuerdo a un informe de la firma BIA/ Kelsey, el año pasado se gastaron alrededor de 16 mil millones de dólares solamente en anuncios basados en la ubicación de los usuarios de smartphones en Estados Unidos, lo que equivale al 40 por ciento de todos los gastos de publicidad en el país del norte. Esta cifra se duplicará para el año 2021, según se pronóstico.

Pero esto no es lo más alarmante, sino que no basta con apagar el GPS del celular, si se autoriza a una aplicación a rastrear la localización, hay otras maneras de tenerte vigilado, además de que estos reportes podrían caer en las manos equivocadas. Un serio riesgo.

Vigilados por siempre

Si ahora mismo estás tomando tu celular para quitar la opción de localización, esto no basta para evitar que se sigan juntando los datos de donde es que te encuentras para este tipo de compañías –llamadas data brokers– ya que con el simple hecho de tener señal de la compañía celular, se sabe dónde te encuentras con exactitud, debido a las antenas que te proveen del servicio.

También al tener acceso a Wi-Fi, el celular está transmitiendo constantemente datos y como se cuenta con una dirección MAC única, esto da la ubicación exacta para los data brokers y seguir tomando información.

En el artículo del Wall Street Journal se pone el ejemplo de la aplicación WeatherBug la cual constantemente demanda la ubicación de los usuarios para actualizar el estado del tiempo, este programa pertenece a GroundTruth, una empresa de anuncios, así que todo lo reunido por la inocente app del tiempo, va a dar a manos de esta y otras industrias que estén dispuestas a pagar por lo recopilado.

Alrededor de 70 millones de personas son rastreados por GroundTruth en Estados Unidos, teniendo presente desde hábitos de compras, cuando se van a trabajar, cuando regresan a casa o están en eventos públicos, actualmente los data brokers no están obligados a rendir informes de cómo es que manejan estos reportes y no queda claro su uso.

El Gran Hermano Facebook

Para Mark Zuckerberg no hay límite en internet, no basta con haber creado una red social con más de dos mil millones de usuarios, también hay que seguirles sus pasos y ver sus hábitos de consumo, saber su localización y cuáles son sus búsquedas en internet.

Aun así esto no es suficiente, Facebook lleva años recaudando información de internatuas que inclusive se encuentran fuera de su espectro social, esto lo logran con el monitoreo de cookies, datos que son almacenados por un buscador web y facilitan el acceso a un portal en ocasiones futuras cuando se visita de nuevo.

El manejo de este tipo de datos se ha vuelto un tema sensible en las potencias del mundo, Bélgica ha sido uno de los países que se ha pronunciado en contra de que la red social creada por Zuckerberg siga tomando estos datos de las personas que no son usuarios de la red social.


Facebook lleva años recaudando información de internautas que incluso están fuera de su red social, por medio del monitoreo de cookies

En Estados Unidos se hace un reclamo aún más particular, ya que en San Francisco, un juez federal dictaminó que se viola la privacidad de millones de usuarios al almacenar datos biométricos sin el consentimiento de las personas, refiriéndose al escaneo fotográfico y de identificación facial.

Impidiendo suicidios, ¿a costa de qué?

Otro de los monitoreos que Facebook realiza actualmente es el de detectar si una persona pudiera tener tendencias suicidas, esto con un algoritmo de Inteligencia Artificial, el cual se encuentra disponible en todo el mundo a excepción de Europa, precisamente por las leyes de protección de datos.

El patrón de reconocimiento detecta en publicaciones o transmisiones de Facebook Live si algún usuario está expresándose de manera depresiva o en torno al suicidio, al reconocerse un comportamiento de esta índole se dispara un mensaje que pretende ayudar con una línea de emergencia, contactar amigos o consejos.

Teatro de la realidad

Inspirada en el caso de Edward Snowden y en torno a cómo es que se están violentando los derechos de individualidad en el mundo cibernético, es que “Privacidad” de James Graham y Josie Rourke se trajo a México para generar conciencia en torno al tema.

La obra de teatro protagonizada por Diego Luna, que alterna con Luis Gerardo Méndez ya sobrepasó sus 100 funciones y tuvo la intervención virtual del mismo Snowden en la representación del centenario, donde invitó a proteger el derecho de la información personal.