http://indigo-video.s3.amazonaws.com/piensa/piensa-20130531-mty-02.mp4

Disclosure es el nuevo diamante en bruto de la música británica. A base de buenas y pegajosas canciones, el joven dueto de hermanos retoma los mejores elementos de la música electrónica para convertirlo en pop que se disfruta en la pista de baile.  

Guy y Howard Lawrence, de 22 y 19 años de edad, respectivamente, están por lanzar este lunes 3 de junio “Settle”, uno de los álbumes más esperados del año y el debut de lo que promete ser una larga y exitosa carrera. 

De entrada, el disco incluye tres sencillos que se han colado al subconsciente musical británico en los últimos 12 meses, valiéndose de colaboraciones de vocalistas que le inyectan el ingrediente pop que los hace destacar de otros proyectos electrónicos. 

Sam Smith, AlunaGeorge, Ed Macfarlane (vocalista de Friendly Fires), Eliza Doolittle, Jamie Woon o London Grammar son voces poco o nada conocidas de este lado del continente, pero en el Reino Unido su presencia radial es innegable. “Settle” incluye esa lista de invitados más Jessie Ware, quizá la colaboración más famosa y conocida fuera del Commonwealth.

Los hermanos Lawrence comenzaron a aparecer en el radar de la música británica apenas en enero del año 2012. Su ADN musical es resultado de una extraña combinación de gustos que van desde el hip hop de Busta Rhymes hasta el ecléctico pop de Kate Bush y Peter Gabriel. 

Pero la influencia más marcada en su música se inclina más por la electrónica del deep house, el UK garage y sutiles elementos del dubstep. Por lo que han dicho en entrevistas, la música del joven productor inglés Joy Orbison tuvo un gran impacto en la dirección que tomaron como dueto. 

Orbison llamó de inmediato la atención en 2009 con “Hyph mngo”, un impresionante sencillo debut que encapsuló lo mejor del UK funky, UK garage, breakbeat y house. El track fue incluido en varias listas de lo mejor del año y de la década, en una época en la que el dubstep se fue apoderando de la atención de los jóvenes dentro y fuera de Gran Bretaña. 

La magia de Disclosure está en saber cómo aprovechar al máximo el house, disco, dubstep, y hasta el synthpop. En “Latch”, por ejemplo, se pueden apreciar sutiles tintes de dubstep con el característico “wub”, pero con la voz de Sam Smith la canción adquiere características retro del dance y house noventero. La letra habla del proceso de enamoramiento, lo que asegura que jóvenes de todos los espectros musicales se puedan sentir identificados.

“F for you” es el track más pegajoso que no incluye colaboración vocal externa. Con una letra simplísima (básicamente son tres líneas de letra que se intercalan durante toda la canción), Disclosure suena al principio al disco punk del sello DFA de James Murphy al utilizar como base rítmica el aplauso, pero después el track se transforma en un himno dance que repite una y otra vez la queja de ser “el tonto” de alguien. 

“When a fire starts to burn” es el experimento más arriesgado en  “Settle”. Disclosure tenía ganas de colaborar con un rapero, pero en lugar de eso se toparon con un discurso religioso que descargaron de iTunes y cuya parte climática utilizaron como sampleo para darle forma a la canción abridora del álbum. 

Los potenciales éxitos caen en cascada en este disco. “You & me” incluye la voz de Eliza Doolittle para darle sentido pop a una canción nocturna. “Confess to me” es tan buena que la voz de Jessie Ware se mimetiza con los beats y la urgencia house de un track hecho para la pista de baile. 

En el lapso de unos cuantos meses, Disclosure ha podido atraer la atención no solo radial, sino también de personalidades como Nile Rodgers, el guitarrista y productor más caliente del momento gracias a su notoria contribución en “Random access memories”, de Daft Punk, quien ha escogido al dueto de hermanos para una futura colaboración. 

“Settle” es un sólido álbum que no aburre escuchada tras escuchada. Si estás dispuesto a mover la cabeza, los pies y cantar una que otra estrofa, la música de Disclosure es lo que necesitas. 

— Álbum recomendado: “Settle”
Disclosure
(Island Records; 2013)
120 pesos preventa iTunes