Disney anunció la compra de una gran parte de 21st Century Fox, por 52 mil 400 millones de dólares, incluyendo estudios de cine y televisión, cable y negocios de TV internacional en un intento por enfrentar la competencia de las empresas tecnológicas en el negocio del espectáculo.

Antes de la adquisición, 21st Century Fox separará la red y emisoras de Fox Broadcasting, Fox News Channel, Fox Business Network, FS1, FS2 y Big Ten Network para crear una empresa nueva.

Disney obtendrá Twentieth Century Fox, Fox Searchlight Pictures y Fox 2000, que en conjunto son los hogares de Avatar, X-Men, Fantastic Four y Deadpool. En cuanto a la televisión, Disnay obtendrá Twentieth Century Fox Television, FX Productions y Fox21, cuyos programas incluyen “The Simpsons” y “Modern Family.”

Los accionistas de 21st Century Fox recibirán 0,2745 acciones de Disney por cada una que poseen. La transacción incluye unos 13 mil 700 millones de dólares en deuda.

El hecho de que Rupert Murdoch y sus hijos estuvieran dispuestos a vender buena parte del imperio construido a lo largo de décadas provocó una conmoción en la industria del espectáculo.

Según varios analistas, Disney quedará en mejor posición para competir con empresas como Netflix y Amazon.

Disney ya había anunciado planes de crear su propio servicio de streaming en 22019 para competir con Netfflix. Ahora podrá mejorar su oferta con el video adicional de Fox.

El negocio del espectáculo está sufriendo grandes cambios. Las compañías tecnológicas crean divisiones de video. Las empresas de publicidad advierten la atención de los consumidores al internet. Y Disney lanza nuevos servicios de streaming a los que agrega activos de Fox.