Xhunca es una palabra de origen zapoteco con múltiples significados. Alude a la hija menor de una familia, también se emplea como gentilicio de las personas originarias de Salina Cruz, Oaxaca, y sirve para nombrar a alguien de una forma cariñosa.

Xhunca, el espectáculo de teatro, música y cabaret del amor de la autoría y dirección de Karen Daneida, engloba todas esas alusiones. La artista y creadora escénica es además la protagonista.

“Esta obra está basada en mi propia historia, en recuerdos míos, pero además de mi familia. Desde la presentación es ‘Yo soy Karen Daneida, originaria de Salina Cruz, Oaxaca, la más pequeña de la familia’”, narra la directora de Xhunca en entrevista con Reporte Índigo.

Xhunca es una producción de Salina Artes, una empresa artística y cultural fundada en 2012 por Karen Daneida. Desde entonces ha realizado conciertos, espectáculos teatrales y musicales.

Sin embargo, esta es la primera vez que Karen Daneida apuesta por lo que ella denominó como cabaret del amor.

El Foro A Poco No está situado en la calle República de Cuba 49, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. En las entradas hay descuentos de 50 por ciento a estudiantes, docentes y adultos mayores

“Lo que he hecho es un cabaret alemán, pero esto no tiene que ver. Yo escogí el cabaret del amor por dos cosas muy concretas: porque me permitía combinar teatro y música y, por otro lado, por el personaje. En el istmo las mujeres tenemos un carácter muy jocoso, muy abierto, muy divertido y aunque, por ejemplo, el espectáculo tiene este tono, hay una parte también dramática o emotiva. Esa es mi propia propuesta puesta como artista, como creadora, por eso le llamo cabaret del amor”, dice la protagonista.

Xhunca trata temas universales como el amor, la migración, la adaptación a otro lugar, las costumbres, la identidad y la familia, según el boletín de prensa. Pero se centra en una ciudad particular como Salina Cruz.

“El cabaret también tiene un elemento fundamental, que es la crítica y los valores que tienen que ver con una identidad, con el sentido de la pertenencia, con el origen, con este México profundo, incluso con la memoria, con la historia de los lugares. En este caso te hablo de un espacio en concreto que es Salina Cruz, que forma parte de toda una región y que además está dentro de un estado que también es maravilloso”, menciona Daneida.

Las mujeres de Salina Cruz

Xhunca parte de la historia de vida de Karen Daneida, pero también recupera la de las mujeres de su familia y de Salina Cruz.

“No hay una historia lineal, sino estampas de representación de mujeres, madres, abuelas, bisabuelas, tías, que se van hilando a través de canciones, un repertorio de música oaxaqueña ya conocida pero con nuestros propios arreglos”, explica la directora.

En años previos a 2018, Karen Daneida comenzó a investigar la historia de las mujeres de su familia.

“Para mí era muy clara la parte de mi lado paterno, pero materno no. Hice un árbol genealógico y al mismo tiempo empecé a investigar también cosas de Salina Cruz, y ahí es donde empezó también a entrar la crítica”, cuenta.

Para ella, hablar a título personal es un posicionamiento. Pero se dio cuenta de que, a su vez, estaba contando muchas historias, de muchas otras mujeres del Istmo de Tehuantepec.

“Es a ellas a las que quiero presentar en este espectáculo y, además, rendirles un homenaje, honrarlas. Yo vengo de ellas, son mis ancestras, gracias a ellas estoy aquí y pude lograr mi sueño de ser actriz”, comenta.

A través de espectáculos como Xhunca, Karen Daneida consigue estar presente en Oaxaca. Su trabajo artístico es como el retorno a su origen, a pesar de los cambios que han ocurrido.

“No es el mismo lugar el Salina Cruz donde yo habité, que donde vivieron mis ancestras cuando vendían sal o pescado. Son los oficios más antiguos de Salina Cruz que han dejado o que están dejando de existir. Mi mamá ahora se dedica a la cocina tradicional, por ejemplo. Pero son esas mujeres también a las que representa Xhunca, trabajadoras, que se levantan muy temprano a ir a vender sus productos en el mercado con sus canastas o que por la tarde ya están vendiendo y que regresan de noche a sus casas”, explica.

Teatro, música y cabaret en el foro A Poco No

Xhunca tendrá sus últimas funciones el 26, 27, 28 y 29 de mayo, en el foro A Poco No, en la Ciudad de México. Este recinto alberga a una decena de asistentes, lo que permite mayor cercanía con el público.

“Ha habido público de todas las edades, eso también ha sido muy bonito. Ha habido gente joven, aunque una pensaría que tal vez la gente grande es la que añora”, expresa Karen Daneida.

La autora y directora de Xhunca ya había hecho algunas presentaciones antes de integrarse a la temporada 2022.

“Como un proceso más de pruebas, como muy de work in progress en 2019 y después vino la pandemia y tuve que detener el proyecto. Hemos hecho un gran equipo, yo les digo antes de arrancar función ‘todas y todos somos Xhunca aunque sea una historia muy personal’”, añade.

El espectáculo lo conforman los músicos Gaby Percs y Paquito Gómez, dirigidos por Cozobi Pérez Salinas, y el actor José Antonio Becerril. La escena, dramaturgia y diseño artístico corre a cargo de Karen Daneida, apoyada en el último rubro por Tenzing Ortega, quien además realiza el diseño de iluminación.

“La gente, llega un momento, en que está entregada. Al principio está normal, con la expectativa de que solo van a ver el espectáculo, no piensan que más adelante pueden participar: la xhunca les hace bailar, les regala flores”, indica. 

“Les invito a que vayan, se van a llevar un pedacito de Oaxaca en su corazón, específicamente del Istmo de Tehuantepec. Creo que se van a conmover con esta historia que te deja el alma moviéndose para valorar la esencia de quienes somos, nuestras raíces, la memoria de nuestros pueblos”
Karen DaneidaArtista

También puedes leer: Nosfregatu en la CDMX, una reinterpretación de cabaret