65

millones de euros es la derrama económica del festival en Barcelona en 2011 (1.14 mil millones de pesos)

El festival de música San Miguel Primavera Sound se lleva a cabo los últimos días de mayo en la ciudad de Barcelona. Y en la edición número 12 (del 30 de mayo al 3 de junio), Reporte Indigo estuvo presente por segundo año consecutivo. 

La Primavera en Barcelona no dura solo cinco días. Además de los meses de preparación para llegar al fin de semana principal, este festival se ha extendido con eventos durante todo el año. En esta edición 2012 también planean una nueva aventura en Portugal, más los eventos que también tienen programados en Madrid.

Cuando el proyecto comenzó en 2000-2001, nadie creía que sus organizadores Pablo Soler, Alberto Guijarro y Gabi Ruiz iban a tener éxito con un festival en medio de una ciudad.

“Estábamos sentados en una terraza, en algún lugar, y un periodista muy conocido nos preguntó quiénes éramos (…) y nos dijo que estábamos condenados al fracaso”, dice Alberto en una entrevista para la revista TimeOut Barcelona. Ahora son considerados una especie de héroes urbanos. 

“Mantener raíces fuertes en esta ciudad es lo que nos importa. Hace unos años, mi cuñado iba en un taxi y el conductor le dijo ‘son esas personas del Primavera quienes realmente hacen cosas por la ciudad, no la gente del Mobile World Congress ni nada de eso’. Eso es muy importante”, dice Pablo.

Organizar un festival como el Primavera es la manera en quedemuestran su amor por la ciudad. 

La fiesta musical comienza semanas antes con San Miguel Primavera als bars, una serie de conciertos gratuitos repartidos –como su nombre lo indica– por diversos bares de la ciudad. Este año el repertorio de 15 conciertos incluyó a artistas como The Lions Constellation, Her Only Presence y Xavier Baró.

 

Primavera als Clubs inicia los días previos al evento principal que se lleva a cabo en el Parc del Fòrum. Se trata de una serie de showcases que este año incluyeron a Beach Fossils, Chairlift, The Go! Team, Dj’s y otros artistas.
Después la fiesta principal inicia en un escenario muy emblemático como lo es el Arc de Triomf,  que en esta edición sirvió para los conciertos gratuitos del miércoles 30 de mayo y el domingo 3 de junio. Ahí se presentaron Yann Tiersen, Richard Hawley, The Walkmen, Black Lips, entre otros.

A la par de las actuaciones en el Parc del Fòrum, se lleva a cabo PrimaveraPro, una plataforma dirigida a profesionales de la industria musical. En su tercera edición, el evento se compone de conferencias, talleres, presentaciones, recepciones y showcases.

Pero la música no termina ahí, este año se extiende e inicia una nueva aventura en Portugal. La primera edición del Optimus Primavera Sound en Oporto inició desde el jueves 7 y seguirá todo este fin, justo una semana después de la edición de Barcelona. El cartel sigue la línea que caracteriza al festival, e incluso se presentan muchas de las bandas que lo hicieron en España. Y por si fuera poco, San Miguel Primavera Club llega en también en otoño a Barcelona y Madrid con propuestas de calidad, para descubrir nueva música y algunas bandas que se han quedado fuera del programa.

En Barcelona, la primavera se extiende todo el año.

La fiesta grande

El cartel del festival San Miguel Primavera Sound se ha vuelto con los años más heterogéneo, con música para todos los gustos. Los organizadores nunca han querido encasillarse como un festival “indie”.

“Nunca hemos sido indie. Armamos el programa (del festival) basados en nuestros gustos individuales. Ninguno de nosotros ha sido indie nunca. A mí nunca me han gustado Oasis o Blur… Pero, no todo lo que está en el programa tiene que gustarnos a todos”, afirma Gabi Ruiz.

Así que este año, por ejemplo, llegaron los grandes grupos como The Cure, Wilco y Franz Ferdinand, hasta las apuestas por las nuevas propuestas de A$AP Rocky o Dominant Legs, pasando por los ritmos latinos de Afrocubism, el hardcore punk de Refused y el metal de Mayhem y Napalm Death.

Miércoles

A mitad de semana, el 30 de mayo, se presentaron de forma gratuita en el Arc de Triomf No More Lies, Jeremy Jay, The Wedding Present Plays Seamonsters, The Walkmen –quienes presentaron su nuevo disco a solo unos días de su lanzamiento y que te hemos recomendado aquí– y Black Lips.

Jueves

En el primer día, estas fueron algunas de las cosas más importantes que se vieron en el recinto principal junto al mar. Wilco no defraudó. A pesar de algunos problemas técnicos, el público disfrutó de Grimes y Death Cab for Cutie. Alex Kapranos dio todo de sí –enfermo–. The xx no pudo conectar del todo con el público con la presentación de sus nuevas canciones.  

Las sorpresa de esa noche fue cortesía de Spiritualized y sus coristas soul, interpretando los clásicos de Jason Pierce y lo más reciente de su álbum “Sweet Heart Sweet Light”. 

Actos más pequeños –pero igualmente gratificantes– completaron el día: Dominant Legs puso a todos a bailar y el dúo de punk canadiense Japandroids presentó su nuevo disco “Celebration Rock”.

Viernes

Girls y The Drums pusieron el ambiente perfecto para ese día junto a la playa. Afrocubism logró que miles de europeos intentaran bailar ritmos latinos. Cabezas de cerdo y antorchas en el escenario acompañaron a los metaleros de Mayhem.

Aunque se canceló la participación de Melvins –por causas ajenas al festival–, el día no tuvo desperdicio alguno gracias a The Cure. Definitivamente la noche (y podemos decir que todo el festival) fue de The Cure, quienes lograron reunir –según cifras oficiales– a más de 20 mil personas. Uno de los conciertos más concurridos en la historia del Primavera.

Robert Smith, Simon Gallup y compañía ofrecieron un recorrido de tres horas por su discografía. Alrededor de 40 de sus canciones, los éxitos, los clásicos, las que todo mundo se moría por escuchar y las que parecía que no iban a volver a tocar nunca más en vivo.

Iniciaron la noche con “Plainsong”, siguieron con “Pictures of You”, “Lovesong”, “In Between Days”, “Just Like Heaven” y “A Forest”, donde Robert aprovechó para cantarle “Happy Birthday” a Simon. “Lullaby”, “Mint Car” y hasta la canción que muchos pensamos que odiaban tocar: “Friday, I’m in Love”.

The Cure regresó tres veces al escenario con canciones que tenían casi décadas sin tocar como “Fight” y “Dressing Up”, que no interpretaban en vivo desde 1987 y 1996, respectivamente.

“Disintegration”, “The Lovecats”, “Close to Me”… no faltó una sola, y para cerrar no podía faltar “Boys Don’t Cry”.

Al final, los más cansados eran los fans que no pararon de gritar, saltar y corear sus canciones favoritas. Robert Smith y su banda demostraron que con más de 30 años en la industria, sus canciones siguen más vigentes que nunca.

Y mientras complacían a las masas en el escenario principal, un despliegue de músicos como Mike Mills de R.E.M., Ira Kaplan de Yo la Tengo, Norman Blake de Teenage Fanclub y Alexis Taylor de Hot Chip se presentaban con Jody Stephens de Big Star’s Child para rendir tributo al fallecido Alex Chilton. Una pena tener que elegir entre estos dos actos.

Después de The Cure, apareció The Rapture en el mismo escenario que había dejado Robert Smith. La banda neoyorquina puso a bailar a los miles que seguían con ganas de fiesta. El chileno Matías Aguayo y el mexicano Rebolledo hicieron de las suyas con lo mejor de su repertorio de minimal techno.

Sábado

Después de la intensidad del viernes, lo mejor que se podía hacer era empezar con algo tranquilo como el concierto de Jeff Magnum –que se había presentado el viernes también en el mismo recinto con un lleno total–, interpretando clásicos de Neutral Milk Hotel. 

La siguiente opción llegó con el dúo noruego Kings of Convenience, que inició su set en el escenario principal que lucía lleno. Después de casi una hora de tocar un set más folk acústico, se les unió su banda para continuar con sus temas más bailables y terminaron con “I’d Rather Dance with You”. Nadie se quedó sin moverse.

En el escenario donde se presentó la legendaria banda de Yo la Tengo estaba compuesto principalmente por fervientes fans del trío de Nueva Jersey. Ira Kaplan tomó el micrófono a nombre de la banda para decir que este era su festival favorito en todo el mundo.

Casi al final del set de Yo la Tengo, alguno que otro curioso que andaba por ahí corrió para ver a Justice. El dúo francés se dedicó a pinchar canciones de “Cross” en medio de una impresionante escenografía con una cruz de luces en medio. Misma cruz que en un momento de la noche se partió en dos para dar paso a un piano en el que Gaspard Augé se sentó para interpretar parte de “D.A.N.C.E.”, toda una fiesta. 

Pero si de fiesta hablamos nadie mejor que Jamie xx. A mitad de Justice muchos corrimos al escenario en el que se presentaría el productor, artista del remix y además integrante de The xx. Aunque ya era de madrugada, todos los que estábamos ahí no podíamos quedarnos simplemente parados, teníamos que bailar. Entre el público estaba su compañero de banda Oliver Sim, poniendo la muestra bailando a más no poder.

Con los pies pesados y casi a rastras terminamos viendo a Neon Indian, otro de los grupos que han crecido tanto que logran llenar escenarios grandes y el carisma y los bailes de Alan Palomo en el escenario contagiaron a todos los que seguíamos ahí.

Domingo

De vuelta a los conciertos gratuitos en el escenario del Arc de Triomf, los encargados principales de llevar la velada fueron el multiinstrumentista Yann Tiersen, creador de las bandas sonoras de películas como “Amélie” y “Good Bye Lenin” y el cantante británico Richard Hawley. 

La lluvia que cayó esa noche, más que arruinar el momento, fue el complemento perfecto para volver la noche más nostálgica.

Y a pesar de que la Primavera sigue, ya extrañamos el ambiente de los tres días en el Parc del Fòrum.

Habrá que esperar hasta 2013 para seguir de cerca la evolución de este festival.