Para dejar una huella en lo que se ama hacer se necesita esfuerzo, persistencia y talento, pero además, una oportunidad, un elemento que muchas veces es difícil conseguir, sobre todo, siendo mujer. Maribel Quiroga, integrante del International Women’s Forum, por ejemplo, aunque ha recibido grandes oportunidades laborales para demostrar sus aptitudes, también sabe lo que es recibir un “no” por respuesta, y una falta de respaldo para hacer lo que desea.

Sin embargo, cuando recibe esas negaciones, su persistencia sale a relucir y demuestra que su proyecto inicial era un total éxito.


Guillermina Benavides, directora de la maestría en Prospectiva Estratégica en el Tec de Monterrey, y Mireya Marroquín, consultora en imagen estratégica, son dos de las 14 mujeres que participan en El turno es nuestro

“Por supuesto que me han dicho que ‘no’ en mi vida profesional y creo que esos ‘no’ muchas veces me han ayudado a crecer, puede ser que mucho más que algunos ‘sí’. También los fracasos son algo que se vive de manera muy solitaria, pero que al fin y al cabo te pueden enseñar mucho más que cualquier victoria”, dice.

En octubre pasado, la exdirectora general de Cerveceros de México lanzó El turno es nuestro (Grupo Planeta, 2020), un libro en que guía a las mujeres a escalar profesionalmente a pesar de los fracasos o dificultades que pueden vivir.

Pero además de leer la opinión de Maribel en esta publicación, las y los lectores también pueden conocer la experiencia de 14 líderes mexicanas, como María Ariza, directora general de la Bolsa Institucional de Valores; Licia Brooks, psicóloga clínica, y Leticia Gasca, líder de Faethm AI, donde utiliza Inteligencia Artificial para predecir el futuro de la fuerza laboral, entre otras.

En El turno es nuestro, Maribel entrevista a estas mujeres para abordar temas en los que son expertas, por ejemplo, el cómo lidiar con las emociones, el arte de estar en equilibrio, por qué no se debe estar en la zona de confort, y lo bueno que es tener unas finanzas sanas.

“También te cuenta el libro que no hay manera de hacerlo sola, que necesitas mentores, encontrar el propósito, que necesitas sentirte apoyada por tu familia, por tus amigos, por estas redes de apoyo tan importantes, y luego te lleva a construirte a ti como una marca, decir ‘bueno, qué vas a vender de ti, cómo te vas a vender’”, detalla la autora.

Al final del libro, luego de encaminar a las lectoras hacia la cúspide que desean construir, se habla del fracaso, un tema que, en muchas ocasiones, detiene a las personas a seguir adelante en sus carreras o vidas personales.

De acuerdo con Quiroga, son esos momentos de dolor que la gente debe utilizar como gasolina para que su siguiente etapa sea mucho más prolífica o fructífera, independientemente de cuál sea el siguiente paso que se va a vivir.

“Cuando te dicen que no o que te tienes que ir de determinado proyecto o trabajo, creo que tiene que ver mucho más con un tema de trabajo emocional, entender, como lo menciono en el libro, que podemos fracasar, pero que el hecho de haber fracasado no significa que nosotros seamos fracaso, y que debemos aprender a manejar la frustración y salir adelante; entonces lo que me ha ayudado cuando me dicen que ‘no’ es convertirlo en un ‘sí’ y trabajar”, confiesa Maribel.

Alzar la voz; Maribel Quiroga

Así como Maribel Quiroga y las 14 líderes que entrevista en El turno es nuestro, en todo México y el mundo hay mujeres que no han dejado de luchar por sus sueños y por ayudar a las demás.

Respecto a qué deberían hacer las mujeres para ser más vistas y tomadas en cuenta, la autora declara que se debe levantar la voz justo como se hizo antes de la pandemia, el pasado 8 de marzo, en el marco del Día lnternacional de la Mujer.

Pero además de levantar la voz, Quiroga agrega que las mujeres tienen que adueñarse de los espacios, es decir, expresar que quieren estar en un consejo directivo, que deben tener el sueldo o el reconocimiento que merecen.

“Creo que adueñarnos de los espacios es no permitir que haya paneles empresariales o políticos o de industria donde no haya mujeres, eso es adueñarnos de los espacios, y eso es, creo, que lo falta en México, falta que dejemos de ver el mundo con la mirada masculina con la que llevamos viéndolo siglos y siglos, y eso al fin y al cabo sí es terminar con el patriarcado (…)


Creo que en la medida en la que incluyamos la mirada y la percepción y la visión femenina en todos los ámbitos de la vida, tendremos por supuesto un mejor país y un mejor mundo

Maribel Quiroga

Autora de El turno es nuestro

Para Maribel Quiroga, entre sus planes a futuro está lanzar un siguiente libro en el que le dé seguimiento a las historias que las mujeres han tenido que afrontar, pero además de eso, le gustaría incursionar en la literatura a través de una novela, un género que dice, aún le faltan varios años para dominar, aunque sí lo intentará.

También puedes leer: Mujeres indígenas, agentes de cambio