Aunque se dedicó a ser una persona de negocios casi toda su vida, a Joe Wyman le marcó de por vida una experiencia que vivió fugazmente a principios de los 70: el haber sido el tercer baterista de Scorpions, mientras visitó Alemania a la edad de 19 años.

Ahora, como un hombre retirado y que vivió la mayor parte de su vida en Miami, Florida, Estados Unidos, decidió hace dos años tomar un nuevo camino y mudarse a Pachuca, Hidalgo, con su esposa mexicana. Además, de levantar nuevamente su carrera artística, porque nunca dejó de practicar las percusiones en todo este tiempo.

“La escena del rock clásico aquí a todos les gusta y eso hace mi trabajo más fácil, porque mi trasfondo es Led Zeppelin, The Who, Jimmy Hendrix, Cream y Pink Floyd; de hecho pude ver a todas esas bandas, lo que fue genial, el estar en esos conciertos de grupos que hoy idolatra la gente”, describe Wyman.

Con la crisis sanitaria todavía en desarrollo, el baterista ha comenzado a tocar con su agrupación Joe Wyman and The Blackouts, que hace tributo a sus años jóvenes en Scorpions. Sus próximas fechas serán en Mexicali, Tijuana, Cancún, Puerto Vallarta y Teotihuacán; para el 2022 tienen proyectado tener listo su propio material original para compartir con el público rockero.

Las verdaderas estrellas detrás de la batería

Al conversar con Wyman acerca del reciente fallecimiento de Charlie Watts, el baterista original de Rolling Stones, reconoce que era un talento virtuoso para el cuarteto que comanda Mick Jagger, desde 1962, y que la banda no habría sido la misma sin este percusionista.

“Mucha gente no le da crédito porque no tenía tanta parafernalia, pero si cualquier otro baterista hubiera estado con los Stones, no habría sido lo mismo, él era perfecto para ellos y su simplicidad, era siempre volver a lo básico, él era una parte fundamental para el sonido de la banda”, dice el estadounidense.

Wyman considera que lo mismo sucede con Ringo Starr, de The Beatles, quien pese a ser carismático y tener a su público cautivo, no era el baterista que sobresalía por su locuacidad o presumir que estaba en los tambores, el británico se enfocaba en sacar el ritmo del cuarteto de Liverpool adelante.

“Él era muy innovador en los patrones de ritmos, muchos bateristas nos quedábamos con el ojo cuadrado preguntándonos ‘¿Qué acaba de tocar?’ y la mayoría de los percusionistas iniciaron por él, porque era una especie de héroe y, claro, que Charlie Watts también”, platica.

Sigue el ritmo de Joe Wyman

Para estar al tanto de todas las fechas que el baterista tendrá próximamente, en sus redes sociales anunciará los calendarios actualizados de sus eventos y el lanzamiento de su material original

Facebook: JoeWymanArtist

Instagram: joewyman_artist

También puedes leer: Avándaro, cuando el rock mexicano alcanzó la gloria