[shortcode-citas img=”” cita=”A algunas personas les resulta difícil tomar el ritmo acelerado del lunes, debido a la sensación de ‘depresión’ por dejar los días de descanso” autor=”” puesto=””]

Desde el viernes comienzan a subir los niveles de estrés por la próxima llegada del lunes. Sí, inconscientemente el organismo se tensa al pensar que el fin de semana conlleva que también habrá un lunes.

Esto se mezcla con la sensación de alivio y relajación por la llegada del fin de semana.

El llamado “Monday Blues” es esa sensación de ansiedad, estrés y tristeza por la mañana, justo cuando empieza la hebdómada y con ella la jornada laboral o escolar. La persona vive este proceso en el que deja el estado de bienestar del sábado y el domingo (o la cruda, según sea el caso), para levantarse temprano y hacerle frente a los pendientes.

Y es que no tienes que ser “Godínez” para ser víctima del Monday Blues. Cualquier individuo –con o sin rutina laboral diaria– puede padecer este fenómeno que inclusive puede desencadenar padecimientos crónicos de estrés y hasta causar un infarto.

Además, si se trata del inicio de semana, la probabilidad de ser víctima de un infarto es mayor. El “volver a la realidad” en lunes trae consigo altos niveles de estrés después del estado de confort en los días de descanso, según expertos de la Clínica Médica de la Universidad de Ferrara, España.

Peor aún si por andar a las carreras en lunes, te olvidas a desayunar, ya que Circulation, revista que forma parte de la Asociación Americana del Corazón (AHA, en inglés), reveló que eso aumenta la probabilidad de infarto hasta en un 30 por ciento, de acuerdo a una investigación que se llevó a cabo durante 16 años y para la que participaron más de 27 mil personas.

Depresión post-fin

Científicos de la Universidad de Glasgow determinaron que algunas personas tienen dificultad para cumplir con citas, enfrentar malas noticias o resolver conflictos al inicio de la semana, debido a los efectos del Monday Blues.

Feliz regreso

Para hacerle frente al Monday Blues, expertos como el orador Alexander Kjerulf y la coach vocacional Rita Friedman recomiendan lo siguiente:

>> Concéntrate en lo que amas de tu trabajo.

>> Termina las cosas urgentes antes del fin de semana.

>> Identifica el problema y desde el viernes prepárate para el lunes.

>> Desconéctate de gadgets el sábado y domingo.

>> Enlista lo que te da satisfacción y felicidad de tu empleo.

>> Duerme y descansa lo necesario, diariamente.