Un estudio encabezado por Adam Hampshire, del Departamento de Ciencias Neurológicas del Imperial College London, en Reino Unido, reveló que las personas recuperadas de COVID-19 presentan problemas para leer y aprender.

La investigación científica publicada en Medrxiv reveló que los pacientes que se han recuperado del nuevo coronavirus presentan un deterioro cognitivo que es comparable con un envejecimiento repentino de 10 años.

Con ello se comprueba que las investigaciones científicas por la pandemia de COVID-19 continúan y ahora revelan nuevas consecuencias, como en este caso sobre el deterioro en los procesos mentales de los pacientes.

A su vez, Adam Hampshire explicó que este deterioro cognitivo que equivale a un envejecimiento de 10 años se refleja con problemas para leer y aprender, ya que influye en los procesos mentales, de la forma de cómo se obtiene la información y la manera de comprenderla.

En el estudio se utilizó información de 84 mil pacientes que tuvieron coronavirus de forma grave e con síntomas leves; pese a los resultados, hay poca información sobre la prevalencia de los problemas cognitivos.

Déficit de aprendizaje, caída de coeficiente intelectual y otros cambios crecen dependiendo la gravedad de los síntomas respiratorios.

Los expertos dejaron en claro que estas secuelas no tienen nada que ver con la edad, condición social o educación de las personas, por lo que piden seguir con los protocolos de sanidad para evitar más contagios.

Lee: Supera el país la barrera de los 89 mil decesos por COVID-19