Los fans del metal están de manteles largos, pues tras una serie de rumores, exintegrantes de la agrupación Pantera confirmaron que se reunirán para una gira en 2023.

El grupo fundado en 1981, y que prevaleció a lo largo de dos décadas en los escenarios, se separó en 2003, después de que Phil Anselmo abandonara a los hermanos Abbott; Dimebag Darrell y Vinnie Paul.

Te sugerimos: A 30 años de “Cowboys from Hell”, el disco que convirtió a Pantera en leyenda

Aunque un año después los Abbott formaron Damageplan, la castástrofe tocó a su puerta durante la presentación de esta nueva banda, debido al asesinato de Dimebag Darrell.

El 8 de diciembre de 2004, cuando Damageplan se presentaba en el Alrosa Villa en Columbus, Ohio, Dimebag Darrell recibió 5 disparos en la cabeza.

Por otra parte, Vinnie Paul falleció mientras dormía en su casa de Las Vegas, en 2018, a causa de un mal cardiaco.

Los dos fundadores, Dimebag Darrell y Vinnie Paul, sostuvieron varios desencuentros públicos con el que fuera el vocalista, Anselmo, después de que este abandonara la banda intempestivamente.

¿Qué esperar ante el regreso a los escenarios de Pantera?

Con sus dos miembros fundadores muertos, el imposible regreso de Pantera a los escenarios se materializará en 2023.

Los miembros sobrevivientes, Anselmo y el bajista Rex Brown, firmaron un acuerdo con la compañía Artist Group International para presentarse en varias fechas en Estados Unidos.

“Estamos encantados de trabajar con una banda tan icónica y llevar su música de vuelta a los fans”, dijo Peter Pappalardo, agente de esta empresa de espectáculos.

Hasta el momento se desconoce el nombre de los músicos que se integrarán a la banda para sustituir a los hermanos Abbott, aunque se especula que Zakk Wylde, podría tomar la guitarra para esta gira.

El rumor de la integración de Wylde a Pantera se desató después de que en 2014, Anselmo se uniera a él en un escenario para interpretar ‘I’m Broken’, en la gira de Down con Black Label Society.

Las especulaciones alcanzaron su máximo nivel cuando Rex Brown se unió al dúo cuando la gira pasó por Texas.