La modelo rusa de 23 años, Gretta Vedler, fue encontrada muerta el pasado domingo 13 de marzo, luego de que desapareciera hace un año. Su cuerpo estaba dentro de una maleta, la cual se hallaba en una cajuela de un carro, de acuerdo con medios rusos.

Gretta fue asesinada un mes después de que hiciera críticas hacia el presidente ruso Vladimir Putin en redes sociales, por la campaña del mandatario llamada “mejorar la integridad de Rusia”, según un informe del diario The Mirror.

Conoce más: Camioneta atropella a varios peatones en Avenida Tláhuac; fallece mujer tras impacto

De esta forma, mencionó: “Solo puedo asumir, en mi opinión, que se ve en él una clara psicopatía o sociopatía. Para los psicópatas, es importante sentir de forma constante una sensación de plenitud y adrenalina en su vida”.

No obstante, su muerte no está relacionada con las críticas que hizo hacia el presidente de Rusia, a pesar de que su muerte ocurrió poco después de sus críticas, de acuerdo con las autoridades.

¿Quién asesinó a la modelo?

Luego de un año de su desaparición, el novio de Vedler, Dmitry Korovin, confesó haberla estrangulado hasta la muerte, después de que tuvieran una discusión por problemas de dinero en Moscú.

No obstante, luego de matarla, Dmitry continuó publicando fotografías y mensajes en las redes sociales de la modelo para hacer parecer que su exnovia aún continuaba con vida, informó el diario The Mirror.

De esta forma, el amigo de la modelo, Evgeniy Foster, un bloguero de la ciudad ucraniana de Kharkiv, supuestamente comenzó a sospechar y le pidió a un conocido en Moscú que presentara un reporte de persona desaparecida.

Luego de que detuvieran a Dmitry, las autoridades le obligaron a demostrar cómo mató a la modelo y confesar el crimen, de acuerdo con un vídeo del comité de investigación de Rusia.

Así, Korovin declaró a las autoridades que, luego de haberla estrangulado, metió el cuerpo en una maleta y durmió en una habitación de hotel durante tres noches con su cadáver.

Posteriormente, colocó la maleta en la cajuela de un carro y condujo hacia la región de Lipetsk en la parte occidental de Rusia, donde dejó el vehículo en el que fue encontrada la modelo.