Expertos de la Galería Nacional de Escocia descubrieron un autorretrato inédito del artista Vicent Van Gogh, el cual se encontraba detrás de otra obra del pintor holandés, informó este jueves el museo.

Se trata de su trabajo conocido como ‘Cabeza de mujer campesina’, realizado en 1885, el cual forma parte de la exposición ‘Taste for Impressionism’. Así, al estudiar la obra, como parte de los preparativos, y someterla a un examen de rayos X descubrieron el retrato oculto.

Lo anterior, se debe a que éste estaba en la parte de atrás de la tela, cubierto por diferentes capas de cartón y pegamento que se habrían colocado antes de una exposición del artista en el siglo XX.

“Cuando vimos la radiografía por primera vez, por supuesto que estábamos muy emocionados. Este tipo de descubrimiento solo ocurre una o dos veces en la vida”, señaló Lesley Stevenson, conservadora principal de la Galería Nacional de Escocia.

En la pintura, es posible ver a un hombre con barba, sombrero de ala ancha y un pañuelo atado en el cuello. Éste mira fijamente al espectador, mientras la mitad derecha de su cara permanece en las sombras.

Conoce más: “Van Gogh, un girasol contra el mundo”: el unipersonal que convierte al escenario en una noche estrellada

De acuerdo con los expertos, el autorretrato habría sido pintado en 1886, tras su paso por París, ciudad en la que se mudó por una temporada y en donde conoció a los impresionistas.

Este hallazgo es muy importante, ya que comprobaría la teoría de que Vicent Van Gogh, al ser muy pobre, no tenía dinero para comprar lienzos nuevos, motivo por el cual los reutilizaba pintando en la parte de atrás.

Esto debido a que el pintor no vendió su obra mientras estaba vivo y recibió muy poco reconocimiento en vida. Así, su fama llegó después de su muerte, cuando se disparó con un revólver en el pecho a los 37 años.

Tras este descubrimiento, los expertos están estudiando la manera para lograr separar ambos cuadros, ya que retirar el adhesivo y el cartón podría dañar la obra que se encuentra detrás, pues es un trabajo muy delicado.

A pesar de ello, los visitantes de la exposición de la Galería Nacional de Escocia podrán ver la imagen de rayos X por primera vez a través de una caja de luz especialmente diseñada.