Desde hace décadas, este tipo de juegos traspasan las barreras internacionales. Hoy eso sucede en la Web

El fin de semana un demonio supuestamente mexicano llamado “Charlie” se hizo famoso en varios países a través de Twitter, Vine, Facebook y demás redes sociales. 

La tendencia, viralizada por tweens y adolescentes, incluso fue reportada por medios internacionales, que dieron a conocer la práctica del #CharlieCharlieChallenge.

Ésta consiste en una hoja de papel en la que se escriben dos “sí” y dos “no” en esquinas opuestas. En medio se colocan dos lápices, uno sobre el otro, en forma de cruz y luego, básicamente, esperas que la gravedad (o “Charlie”) haga efecto.

Para jugar propiamente una de las personas debe preguntar al inicio “Charlie, Charlie, ¿estás ahí?”, aunque otra variante es “Charlie, Charlie, ¿podemos jugar?”.

En las redes enfatizan la importancia de terminar sesiones de siete minutos con un amable “Charlie, Charlie, ¿podemos terminar?”. Si los participantes no mandan al demonio de vuelta, éste volverá para perseguirlos. 

Pero cualquier observador sin entrenamiento científico puede darse cuenta que es la gravedad, junto con la posición de los lápices, la que hace todo. Además cualquier vibración o hasta el mismo aire pueden desbalancear al lápiz que se encuentra en la parte superior, lo que hace que éste gire y termine invariablemente en una de las esquinas. 

Quienes juegan también han publicado sus reacciones frenéticas al ver moverse los lápices y varios aseguran escuchar o ver cosas, más allá de la hoja de papel. 

Obviamente quien más se ha beneficiado de la viralidad del fenómeno han sido productos como Subway, el canal E! y más, que tuitean su propia variación del juego, uno al preguntar sobre sus sándwiches, el otro sobre programación. 

Los blancos más famosos de las preguntas de los adolescentes también han sido artistas como Justin Bieber, de quien quieren saber cuándo sacará un nuevo álbum; y el grupo One Direction, que usuarios utilizan para saber con quién de los cuatro miembros se casarán. 

¿De dónde viene?

Antes del Internet los niños y adolescentes tenían juegos del “mundo real” como la Ouija. En México estaba también el que se hacía uniendo lápices entre dos personas para hacer preguntas, uno más parecido al del mencionado “Charlie”.  

En éstos dos antiguas versiones para invocar demonios y preguntarles cosas, las manos de los participantes eran un componente principal 

– para sostener los lápices o el curso de la Ouija– por lo que fueron descartados desde el principio por quienes no creían en el misterio que rodeaba a los juegos. 

Ambos tuvieron su inicio desde hace décadas y, especialmente la Ouija, un éxito que trascendió barreras culturales. A personas de todo el mundo les gusta asustarse un rato. 

El reto de “Charlie”, según KnowYourMeme, sitio afamado por rastrear el origen de los memes o fenómenos virales, fue mencionado por primera vez en un video de YouTube del 2014 llamado “Jugando Charly Charlie”.

Sin embargo otras fuentes apuntan a la página YourGhostStories.com en la que un usuario llamado twilightfan publicó desde Idaho, Estados Unidos una historia en el 2008 llamada “juego de lápices del demonio”.

Su relato consiste en una variación del juego actual, pero con tres lápices y un cuadrado dibujado sin un lado. En su sesión de alguna manera los participantes se “pusieron en contacto con un fantasma llamado ‘Charlie’ que murió de abuso infantil”. 

Posteriormente una televisora dominicana parece haber reportado inicialmente el fenómeno, a donde saltó a redes como Vine, Twitter e Instagram. Y de ahí, de vuelta a los medios, en el ciclo común de todo lo que se vuelve viral. 

Otros fenómenos

El #CharlieCharlieChallenge se suma a los miles de fenómenos virales que nacen y mueren en Internet, aunque en este caso se trata de un comportamiento en el que los participantes se involucran más allá de sus pantallas y cuyo fin no se remite al entretenimiento o el humor, aunque muchos lo tomen como solo esto.

En el 2010, por ejemplo, la tendencia entre adolescentes fue tomar vodka por los ojos, y los posts relacionados a dicha moda fueron tan perturbadores que medios de diferentes países captaron la noticia, a la vez que entrevistaron a diferentes autoridades para advertir en contra de esta práctica. 

La página www.creepypasta.org ha sido responsable de más de uno de estos fenómenos que trascienden las redes sociales. “Slender Man” es tal vez el más notorio de los personajes que se dan a conocer en el sitio, donde usuarios leen y publican sus propias historias y leyendas. 

“Slender Man”, una especie de criatura de terror que acecha personas, alcanzó fama internacional cuando dos menores de edad intentaron asesinar a una tercera amiga con varias puñaladas por complacer al personaje. 

Las niñas de Wisconsin, de 12 y 13 años, fueron sentenciadas por el delito y se encuentran detenidas desde hace un año en un centro juvenil. 

>  “Charlie, Charlie, ¿estás ahí?”

Los temidos videos virales