“Ya no voy a poder ser actriz”, fue el primer pensamiento que vino a la mente de Erika Franco debido a la incertidumbre que dejó la pandemia; sin embargo, ante el panorama desolador, decidió hacer castings en casa y probar un poco de suerte.

El resultado de su esfuerzo fue formar parte de la producción de Supertitlán, su primer gran proyecto, el cual, asegura a Reporte Índigo, se convirtió en su escuela de actuación. La serie se puede ver a través de Azteca 7.

“La gente quiere ver otras cosas en las pantallas, necesita distraerse con algo diferente. Una de las grandes virtudes es que sí es una comedia, pero en otro tipo de la que estamos acostumbrados, por lo menos en tv abierta, no quiere decir que sea mejor o peor, pero plantea otras problemáticas. La gente cambió, tiene otras prioridades”, platica la actriz Erika Franco.

Para Franco, estar en esta serie significa un gran compromiso, pues se trata de un proyecto hecho para que la gente se divierta, pero también puede generar otros cuestionamientos y conversaciones interesantes entre la familia.

Y aunque al inicio hubo cierta resistencia por parte del público al tratarse de una adaptación del formato Superstore, de NBC Universal, ahora cree que ha tenido un buen recibimiento.

La preparación de Erika Franco desde las tablas

Erika Franco es una actriz mexicana egresada del Colegio de Literatura Dramática y Teatro de la UNAM, estudios que le permitieron tener herramientas para la creación de un personaje, sobre todo, para poder darle vida a Michelle.

“La teoría es diferente a la práctica, fue cuestión de adaptarme; al principio estaba muy nerviosa porque era mi primer proyecto, pero, al mismo tiempo, quería que no fuera tan evidente, fue de mucha preparación y la oportunidad de crear algo diferente a lo que estaba acostumbrada”, explica.

“Estaba muy nerviosa, porque era la más nueva, pero todas y todos fueron muy generosos, siento que es mi escuelita Supertitlán”
Erika FrancoActriz

Michelle dice que es muy distinta a Erika Franco, pero esto le permitió hacer algo diferente a la versión original; además de rendirle un homenaje a las mujeres mexicanas.

Para la preparación de su personaje se alió con el equipo de vestuario y maquillista, y en conjunto crearon a un personaje con el cual las chicas se identificaran.

“Quería crearla con base en todo lo que había aprendido en teatro, mi familia es de Neza, entonces, conozco muchas Michelles, fue la oportunidad de representar esa mujer, no desde la burla o hacerlo peyorativo, sino un homenaje, porque así somos las mujeres en México y está padre que haya representación de una manera digna”, explica.

Otra de las cosas que celebra es que en la televisión abierta haya rostros distintos a lo acostumbrado, que exista más inclusión y diversidad.

“Hay gente morena en el elenco, otras corporalidades de las que estamos acostumbrados. Para nosotros como actores y actrices nos permite decir que estamos trabajando a la par y ninguno es más importante por el color de piel o por su cuerpo.

Televidentes y actores estamos en el momento de querer hacer las cosas desde otra manera, es importante que la gente se sienta representada. De niña cuando veía la tele sentía que no había nadie que se parecía a mí, y ahora pienso que habrá una niña que vea a Michelle y diga ‘sí puedo hacer otras cosas’; me llena de orgullo”, reflexiona.

Su voz en otros proyectos

Erika Franco formó, junto con otras actrices, el Fortuna. Colectivo de Creación, que se enfoca en el teatro objeto y de títeres para darles voz a mujeres creadoras.

Además, también forma parte de Movie Concert, proyecto que musicaliza películas con orquestas en vivo. Este año realizaron un homenaje a Estudio Ghibli.

También puedes leer: El doblaje, una tradición mexicana que no se acaba