La lactancia materna no sólo es beneficiosa para los bebés sino también para las madres, ya que amamantar a sus pequeños podría prevenirles que en un futuro sufran derrame cerebral o desarrollen algún trastorno cardíaco, esto de acuerdo con un estudio.

Entre otras de las bondades de dar pecho se encuentran la pérdida de peso y la reducción del colesterol en la sangre, mejor presión arterial y niveles de glucosa, detallan investigadores de la Universidad de Oxford y de la Academia China de Ciencias Médicas tras estudiar a más de 300 mil mujeres durante ocho años.