La ciudad de Los Ángeles se acaba de convertir en la primera posibilidad real para la compañía tuneladora de Elon Musk.

El visionario, fundador de compañías como SpaceX o Solar City, publicó en su cuenta de Twitter que se encuentra en “prometedoras conversaciones” con el alcalde de dicha ciudad, Eric Garcetti, para usar la tecnología de The Boring Company, esto de acuerdo al portal Gizmodo.

Por lo que la propuesta de una red subterránea de túneles como solución al tráfico que existe en lugares como Los Angeles “va viento en popa”.