Improbable, una empresa londinense que también tiene oficinas en San Francisco, acaba de recibir 502 millones de dólares para hacer realidad “La Matrix”.

Los recursos fueron aportados, en parte, por SoftBank Group —una empresa japonesa de telecomunicaciones e Internet— junto con inversiones de Andreessen Horowitz y Horizons Ventures.

Improbable ya desarrolló con éxito SpatialOS, un sistema operativo que permite construir enormes mundos virtuales y simulados, en áreas como economía, defensa, tráfico y entretenimiento. Y ahora buscan construir un mundo virtual donde los humanos puedan vivir como en “La Matrix”.