http://indigo-video.s3.amazonaws.com/piensa/piensa-20130527-02.mp4

Dos mil trece cada vez se parece más a la segunda mitad de la década de los 90. Y no por la moda o por un revival retro, sino por los regresos musicales de Daft Punk, Boards of Canada y µ-Ziq, que habían permanecido en un letargo creativo–musical. 

Entre 1997 y 1998, la música electrónica ofreció lanzamientos de muy alta calidad, entre los que destacan “Homework” (1997), el álbum debut de Daft Punk; “Lunatic harness” (1997), el mejor repertorio de IDM en la discografía de µ-Ziq, y “Music has the right to children” (1998), el espectacular debut del dúo escocés de Boards of Canada. 

Y mientras Daft Punk y Boards of Canada jugaron de una u otra forma con las expectativas de su público lanzando misteriosas campañas publicitarias, Mike Paradinas mantuvo un bajo perfil y anunció a través de su sello Planet Mu el regreso de µ-Ziq con un EP y un álbum para el verano. 

Paradinas es un semidiós de la música electrónica. Es uno de los pocos que ha podido colaborar con Richard D. James, mejor conocido como Aphex Twin y quizá la figura más venerada del género, en un proyecto que se llamó simplemente Mike & Rich. 

Después de pasar ocho años detrás de los teclados con la banda Blue Innocence, Paradinas comenzó a experimentar en 1992 con el sonido del sintetizador y el primitivo software del secuenciador, un dispositivo electrónico que permite grabar y reproducir segmentos de música de forma secuencial. 

Era la época en la que el grunge, el R&B y la música dance dominaban las listas de popularidad. A la par, y de manera muy silenciosa, surgieron productores de música electrónica que comenzaron a experimentar con el techno. 

En 1993, Paradinas lanzó “Tango N’ Vectif”, su primer álbum con el nombre de µ-Ziq y bajo el sello Rephlex (de Richard D. James). Durante esos primeros años de la década de los 90, surgieron sellos como Warp y proyectos que experimentaron con el ambient y el techno que hoy son considerados gigantes del género: Autechre, The Black Dog, The Orb, Orbital, entre otros.

Tras seis años de no lanzar música con el nombre de µ-Ziq, Paradinas presenta un nuevo EP que sirve de amortiguador para “Chewed corners”, su nuevo álbum que estará disponible a partir del 24 de junio. 

“XTEP” es un EP de cinco canciones que contrasta con su trabajo previo más oscuro. El primer track, “XT”, es el mejor ejemplo de la dirección que ha tomado su música, un poco más colorida y espacial. Paradinas ha dicho que en este nuevo rumbo ha sido marcado por algunos proyectos más contemporáneos, como Kuedo y Rustie, además de la interminable influencia que Aphex Twin ha tenido en su música.