Reporte Indigo

YaPágameINBA

‘No somos empleados de segunda’

Tres meses han pasado desde que trabajadores del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) mostraron su inconformidad ante el subdirector general de administración de la dependencia cultural, Pedro Fuentes Burgos; en esa primera reunión de trabajo se trató la Ley de Remuneraciones que les fue suspendida.

Fuentes Burgos se excusó al decir que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Secretaría de la Función Pública (SFP) no podían pagar lo tratado en la Ley al Personal Operativo de Confianza (POC), cuando ellos ya percibían de esos estímulos desde años anteriores.

Sin todavía lograr un acuerdo con las autoridades, los trabajadores del INBAL siguen manifestándose en las inmediaciones de Paseo de la Reforma y el Auditorio Nacional, porque están hartos de que se haga caso omiso a la falta de justicia en su caso.

“Ya no queremos ser empleados de segunda, queremos tener los mismos derechos, la misma participación e igualdad que el resto de nuestros compañeros, eso es lo que nos ha llevado a este movimiento”, dice Saúl Sánchez Lelis, vocero de la comisión del POC del INBAL.

Los inconformes fueron recibidos el 19 de marzo pasado por Lucina Jiménez, directora general del INBAL, quien aceptó que este tema se debía resolver a favor de los empleados, pero no volvió ha responder ante las demanda del POC.

La comisión de trabajadores del INBAL que se encuentran en esta situación es de aproximadamente 450 personas, llevan 20 años de servicio y perciben una nómina de siete mil a 12 mil pesos mensuales.

Respuesta en opacidad

Las negociaciones se encuentran estancadas para los empleados del INBAL, ya que mientras ellos piden a la instancia cultural que de un pronunciamiento, la dependencia federal indica que es la SHCP la que debería darles réplica.


“Dicen que con las reformas a la Ley de Remuneraciones que se aplicaron después del 12 de abril, son la SHCP y SFP las encargadas de darnos una respuesta, nosotros les hemos dicho de forma reiterada que la respuesta nos la tiene que dar el instituto”, agrega Sánchez

Los trabajadores dejan claro que no es una situación económica la que están exigiendo, es el respeto a sus derechos y prestaciones que habían recibido, por lo que piden una contestación formal a sus peticiones.

“No es por el dinero, queremos una respuesta concreta, y esta respuesta se basa en el respeto a nuestros derechos, por eso la gente se está manifestando ya en contra. Nosotros mismos como comisión sentimos que no avanzamos, hemos dado todo de nuestra parte, nos piden integración, documentación y la otorgamos de forma inmediata”, subraya.

Apoyo a sindicalizados

Sánchez reitera que la situación del POC es distinta a la de otros compañeros que sí se encuentran sindicalizados, respecto a cómo se les señala de lo que perciben en lo económico, el vocero comenta que las calumnias no están fundamentadas.

“Vemos con preocupación cómo ellos han sido en algunos casos engañados, tal vez muchas de las cosas que se les acusa es de percibir; por mi parte, yo lo considero equívoco, ellos lo que han cobrado, lo han ganado de acuerdo a asambleas y reuniones, con las mismas autoridades que ahora los critican”.

Exit mobile version