1,700

personas formaron parte del estudio

Se ha hablado mucho sobre los daños que causan las redes sociales. Desde afectar los niveles de melatonina por la exposición a la luz de los dispositivos móviles, alterar la expresión de genes circadianos (el reloj biológico del cuerpo), así como aumentar el riesgo de padecer enfermedades del metabolismo.

Pero más allá de alterar los patrones del sueño, pues la gran mayoría se queda pegada a su celular –o tablet– antes de irse a la cama, o está navegando mientras concilia el sueño, un nuevo estudio señala que las personas de entre 19 y 32 años llevan un mal uso de las redes sociales, lo que está relacionado a la mala calidad del sueño.

La investigación –que será publicada en la edición de abril de la revista científica Preventative Medicine– indica que quienes son usuarios frecuentes de redes sociales como Facebook, Twitter y Snapchat tienen significativamente mayor riesgo de padecer problemas del sueño, que quienes las utilizan ocasionalmente.

Este estudio a cargo de la Universidad de Pittsburgh fue realizado con mil 700 personas y en sus resultados demuestra que uno de cada tres pacientes tuvieron problemas en su calidad y hábito de sueño. 

Todos ellos pasaban alrededor de 61 minutos diarios en redes sociales.