La cineasta estadounidense Jennifer Nelson está a punto de librar una de las batallas legales más curiosas y multimillonarias de la historia del entretenimiento.

Al estar filmando un documental sobre la historia de la canción “Happy birthday to you”, Nelson fue notificada que para poder usarla tendría que pagar mil 500 dólares por el derecho a reproducirla en su película.

Warner/Chappell Music, que forma parte de Warner Music Group, tiene actualmente los derechos, por lo que recibe un pago cada vez que la popular canción es reproducida en la televisión o en el cine. Al final, son millones de dólares lo que recauda la firma cada año. 

Sin embargo, a través de su compañía productora Good Morning to You Productions Corp, Jennifer Lenson argumenta que desde 1921 la canción es del dominio público. Si se demuestra en los tribunales que tiene razón, entonces Warner/Chappell estaría obligado a devolver toda la recaudación de dinero por concepto de pago de derechos. 

“Más de 120 años después de que la melodía fue publicada –a la que se le agregó la simple letra de “Happy birthday to you”–, el demandado (Warner /Chappell) valientemente, pero de manera injusta e ilegal, insiste en que es propietario de los derechos de autor”, dice el texto de la demanda. 

La melodía original tiene sus orígenes desde 1893, pero nadie sabe cuándo, ni quién, agregó la letra que hoy es conocida por todo el mundo.

Se estima que desde que Warner/Chappell se hizo de los derechos de la canción en 1988, la empresa ha recaudado un estimado de 50 millones de dólares.