Desde que hablamos del “futuro salvaje” de este cuarteto post–punk en noviembre del año pasado, la suerte y el talento ha acompañado la breve pero energética historia de Savages. 

Un EP, dos sencillos y una serie de poderosas –y muy discutidas– presentaciones en vivo bastaron para que Matador Records, uno de los sellos discográficos independientes más importantes, le apostara a la difusión de “Silence Yourself”, el álbum debut de Savages y, sin duda, uno de los más esperados del año. 

El grupo tiene menos de dos años de haberse juntado y está conformado por cuatro mujeres que, en apariencia y en el sonido de uno que otro track, parecen la respuesta femenina de la banda británica The Horrors. 

El negro es un color que predomina no solo en su look y la sombra de sus ojos, también en la paleta de sonidos que se pueden escuchar en los 11 tracks del álbum: una mezcla elegante de post–punk catártico, furioso y visceral que nos hace recordar invariablemente a Siouxsie Sioux de Siouxsie and the Banshees, Patti Smith y Vanessa Briscoe, la voz al frente de Pylon. 

Estas comparaciones no son gratuitas. En “Husbands”, la vocalista Jehnny Beth parece homenajear “Land” de Patty Smith. La influencia de Pylon es indudable en la abridora “Shut Up”, un sugestivo título de track que prácticamente grita por una completa y silenciosa atención de parte de quien lo escuche en los próximos 38 minutos.

Uno de los momentos más interesantes del álbum llega en “Strife”, un track que parece estar en constante construcción gracias al contoneo del bajo, el ir y venir de las distorsiones de guitarra y la presencia vocal de Beth, quien solo puedo imaginar cantando con un pie encima de una bocina en un icónico retrato rockero de infinita seguridad. 

La batería también tiene su momento estelar en la contradictoria “Hit Me”, una canción que es todo menos sumisión gracias al estruendoso golpeteo de las percusiones. 

La canción que encapsula la propuesta de Savages y el cúmulo de influencias del género es “She Will”, un track a la Joy Division pero con una frontwoman. 

En suma, “Silence Yourself” es uno de los discos imperdibles de 2013, uno que seguramente quedará en lo más alto de las listas a lo mejor del año. 

— Álbum recomendado: “Silence Yourself”
Savages
[Matador; 2013]
120 pesos en iTunes