El ganador del Latin Grammy, Juan Pablo Vega, sigue en la búsqueda constante de hacer música que refleje su sentir, donde las letras sean tan importantes como el sonido, y que den como resultado canciones memorables que transmitan emociones para todos aquellos quienes las escuchan.

Juan Pablo Vega espera que las condiciones mejoren para poder lanzar su nuevo disco en marzo del próximo año

Este año, el cantante y productor colombiano presenta una trilogía que fungirá como carta de presentación para lo que será su nuevo álbum de estudio: “Joderlo Todo”, “Apagar la Luz” y “Ojos tristes”.

“Esta última parte es un fiel reflejo, me proyecto muchísimo con dos cosas puntuales que me cuestan mucho trabajo en mi vida personal, como dice el coro me cuesta mucho dejar ir a alguien y me cuesta mucho dejarme ir y dejar que las cosas sucedan naturalmente”, asegura el cantante, en entrevista con Reporte Índigo.

Vega comenta que la canción se gestó hace muchísimo tiempo, aproximadamente unos tres años, pero hasta este momento se dio luz por medio de esta trilogía. El video de “Ojos tristes” es el primer video animado en la carrera del colombiano.

“Dada la coyuntura de la pandemia tocó estructurar muchísimo la estrategia de lo que iba a ser el disco que sacaría en mayo de este año; entonces, la animación se volvió una herramienta, yo creo que para muchos artistas, para sacar contenido nuevo. Conglomeramos tres videos que tienen un hilo conductor y el último para concluir fue este, una canción que no es triste como tal, sino que tiene muchísima nostalgia”, explica el productor.

Vega afirma que utilizar la animación como una herramienta fue todo una aprendizaje, donde conoció muy bien cuáles son las licencias que te otorga una animación, que son espectaculares, por lo que sí volvería a utilizarla.

“Te da la oportunidad de abstraerte muchísimo más, de crear universos paralelos, jugar con el surrealismo y de experimentar muchísimas cosas. Me gustan mucho esas licencias y claramente lo volvería a hacer”, comparte.

Si bien, la trilogía era un proceso que ya traía Juan Pablo Vega, se resignificó gracias al momento, al contexto en donde se sacó, por ejemplo, “Joderlo todo” que salió mientras estaban todos los picos de la pandemia de COVID-19, por lo que adquirió otro significado.


Son canciones que ya se habían gestado muchísimo, pero que al ponerlas en este contexto tan adverso que estamos viviendo y del que estamos saliendo, se resignificaron totalmente

Juan Pablo Vega

Cantante

Un paliativo para Juan Pablo Vega

Si bien, existe una efervescencia cultural por la que está pasando en Colombia, Juan Pablo Vega señala que muchos músicos encuentran en México escenarios propicios para que su música llegue a más gente, inclusive más que en su propio país.

“México tiene unos circuitos más establecidos, acá en Bogotá se están creando y ha habido buenos resultados, pero curiosamente se produce mucha música siempre con los ojos en los países hermanos”, confiesa el cantante.

Al igual que en México, que es una potencia musical en todos los niveles, opina Vega, en Colombia hay muchísima pluriculturalidad siendo Bogotá el epicentro donde se juntan los folclores del Pacífico, del Atlántico, del llano y del interior del país, lo que permite que exista una efervescencia musical.

Más allá de los países y las culturas, Juan Pablo considera que la música es fundamental en la vida de las personas y circunstancias como la actual crisis sanitaria por culpa del virus SARS-CoV-2 lo reafirman.

“Creo que ser músico se vuelve una responsabilidad social, inclusive, no solamente por la pandemia, sino, por ejemplo, acá en Colombia en adversidades y coyunturas sociopolíticas muy fuertes que se están viviendo. Me alegra que la música sea una especie de paliativo para situaciones así”, indica.

Para el colombiano es precioso encontrar mensajes en el feedback de sus plataformas de personas que dicen que su música les ha ayudado a enfrentar situaciones complejas, y más en estos momentos donde apenas se verán las esquirlas que dejó estos meses de aislamiento.


México tiene unos circuitos más establecidos, acá en Bogotá se están creando y ha habido buenos resultados, pero curiosamente se produce mucha música siempre con los ojos en los países hermanos

Juan Pablo Vega

Cantante

“La música será definitiva para retratar este momento histórico y también como un aliciente”, asevera.

En ocasiones, la gente asume que durante la pandemia, por haber un poquito más de tiempo libre, es un momento de creación para los artistas; sin embargo, aunque Juan Pablo Vega lo intentó, todavía no ha generado nada.

“Es como cuando uno va a un paseo, de pronto no lo gozas cuando estás, sino cuando regresas y se genera esa nostalgia, igualmente con las relaciones y puede ser con esta pandemia. Es un momento con cierta intensidad que no te permite escribir algo relacionado con eso, pero una vez que concluya, ojalá concluya, puedes escribir alrededor de eso”, opina Juan Pablo Vega.

Lo que sí le ocurrió es que pudo retomar cosas que ya hacía antes, por ejemplo, cuando comenzó a producir su propia música, le tocaba jugar mucho con la recursividad de pronto al grabar en espacios que no eran los mejores, así que hizo memoria para retomar el no poder trabajar en estudios y volverse creativo.

“Como a muchos músicos, me tocó grabar desde mi closet, desde mi baño, me tocó como reinventarme un poquito. Me recordó mucho a cómo empecé a hacer mis primeros discos, en mi propia habitación y ver de qué manera podía solventar la acústica del lugar”, dice.

También puedes leer: Louderband, una red para la industria musical