Todo apunta a que los Cuervos de Nuevo Toledo van por buen camino desde que “subieron” nuevamente a primera división, pero los hermanos Iglesias siguen en desacuerdo en cómo administrar el equipo que ahora se llama Cuervos Negros Salvajes.

Por si fuera poco, el gobernador del Nuevo Toledo no les permite regresar al estadio que ahora usan las Tarántulas de Matamoros, por lo que en una jugada desesperada Chava Iglesias Jr. va por la gubernatura en los comicios próximos del estadio, pues el equipo de futbol se vio orillado a emigrar a Puebla.

Así arranca la tercera temporada de “Club de Cuervos”, en la que su reparto Luis Gerardo Méndez y Mariana Treviño como los hermanos Chava Iglesias Jr. e Isabel Iglesias –respectivamente– siguen al frente del programa creado por Michael Lam y Gaz Alazraki.

Los 10 capítulos que conforman la nueva temporada están disponibles en Netflix a partir de hoy.

Satirizando la política mexicana

Tal como se vive en México actualmente con Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón, que tiene intenciones para ocupar la silla presidencial en 2018, en “Club de Cuervos” se hace un juego para mostrar el deseo de la alternancia familiar en la política del país.

Y es que la gubernatura de Arturo Gómez Prieto (Andrés Pardavé) está a seis meses de finalizar, por lo que pretende colocar a su esposa como la candidata a Nuevo Toledo.

Chava recibe el apoyo de su hermana para ir por la candidatura y, de ganar el puesto público, traería de vuelta al estado al equipo de futbol que fundó su padre.

La compra corrupta del gobierno de los espacios televisivos, el chantaje y la manipulación a los ciudadanos, así como la imagen política de Chava, forman parte de la sátira nacional que se refleja en esta nueva temporada.

10
Episodios componen la tercera temporada que ya se encuentra disponible en Netflix

Puebla: nuevo nido

A Chava e Isabel no les queda de otra: o aceptan que tienen que dejar Nuevo Toledo para mantener su equipo a flote (se tendrían que ir a Puebla para seguir en primera división). O bien, descender nuevamente a segunda división.

La decisión de moverse a Puebla también ayuda a que los Cuervos contraten a un jugador estrella en Europa, Javier Pizarro (David Medel), que después de una carrera de éxito desea regresar a Cholula, Puebla, para vivir cerca de su madre que sufre Alzheimer.

Ahora la mira de los Cuervos está no sólo en mantenerse en primera división, sino en lograr que sean campeones el mismo año que ascendieron, poniendo toda su fe en Pizarro, ya que los Iglesias han gastado todo su presupuesto para contratar al futbolista.

En la nueva temporada, Chava Iglesias Jr. contenderá por la gubernatura

Hasta el diván

El conflicto entre los hermanos Iglesias llega a tal punto que Rafael Reina (Antonio de la Vega), actual director deportivo y esposo de Isabel, los orilla a tomar terapia de pareja psicológica, a la cual no acuden solos, sino con sus asistentes y hasta el mismo Reina.

Los Iglesias establecen reglas para tener una mejor convivencia y balance profesional, lo que en teoría ayudaría a que el manejo del equipo sea más equitativo y se hagan decisiones de mutuo acuerdo.