Cuando Facebook adquirió Instagram en 2012 por mil millones de dólares, Andy Baio, columnista de Wired, “cerró bocas” al explicar que el exorbitante precio no estaba inflado.  

Hoy, la compra de WhatsApp por parte de la compañía de Mark Zuckerberg causa la misma primera impresión. Pero esta puede cambiar si se pone en perspectiva.

Facebook pagará 19 mil millones de dólares por la startup de mensajería instantánea, 18 veces más de lo que pagó por la red social de fotografía. 

Sin embargo, si se toman en cuenta los usuarios, la más reciente –y más alta– oferta de Zuckerberg se quedó corta.

De acuerdo con datos recolectados por Baio y ampliados recientemente por Brightside, el costo promedio por usuario en la lista “Famosas adquisiciones tecnológicas” es de aproximadamente 92 dólares.

Skype, Blogger, Flickr y YouTube son algunas de las que integran el listado iniciado desde la compra de Geocities.

La nueva en la lista es WhatsApp, que actualmente cuenta con 450 millones de usuarios. Si se hace la división, el costo por usuario es de 35.36 dólares.

Por Flickr, Yahoo pagó en 2005 111.6 dólares por usuario (dpu). En 2006, Google pagó 48.53 por usuario de YouTube. Cuando Skype tenía aproximadamente 10 millones de usuarios en 2005, eBay la adquirió por 2 mil 600 mdd; 48 dpu. Por Instragam, Facebook pagó menos, 28 dpu. Sin embargo, algunos promedios ascienden a más de 500 dólares por usuario. 

Aunque publicaciones como Bloomberg han destacado que la cantidad como la que pagó Facebook por la app de mensajería hoy en día solo se concede a farmacéuticas “que crean medicamentos salvavidas”, el propio Zuckerberg admitió hace unos días que la clave está en los usuarios. 

“(WhatsApp) está en una ruta de conectar a mil millones de personas. Hay muy pocos servicios en el mundo que pueden alcanzar ese nivel y todos son increíblemente valiosos”, dijo el CEO, quien se adelantó y afirmó que el número de personas que usan la aplicación se duplicará en los próximos años, al mismo tiempo que Facebook extendería su presencia móvil.