La noche del miércoles el presidente de Grupo Televisa, Emilio Azcárraga Jean, prometió ante ejecutivos de la televisora, trabajar duro para volver a hacer de ella la empresa rentable e importante de los años 70 y 80, cuando eran los dominantes en los medios de comunicación mexicanos.

Relacionado: En plena crisis, Televisa reducirá 20% su personal

Durante el brindis navideño, que se llevó a cabo en las instalaciones de Chapultepec 18 y no en el Auditorio Nacional como en años anteriores, el empresario aseguró que se encuentran trabajando para que Televisa vuelva a ser grande.

Entre los ejecutivos más cercanos a Azacarraga Jean se encontraban José Bastón, Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia. 

El discurso motivacional se da en medio de una crisis financiera y de aceptación, que la obligó a “replantear sus contenidos y apostarle a los  nuevos mercados’, pero que no termina de convencer al público.

Ver: Cambios en Televisa llegan a Blim y TV de paga

Debido a la complicada situación financiera la televisar ha decidido cancelar producciones y liquidar al 20% del personal  de la compañía en el que figuran desde directivos, productores, reporteros, personal administrativo y técnicos.

En la celebración en la que no hubo rifa de grandes premios, ni miles de invitados, y notoriamente conmovido Azcárraga Jean lamentó los despidos, “vamos adelante, se ha ido mucha gente, pero los que nos quedamos vamos a hacer a Televisa grande otra vez”, indican versiones de internet.