Su familia es la razón por la que ahora es un hombre y un artista más sensible, quien ya no trata a las mujeres de la forma en que alardeaba al principio de su carrera. 

“Definitivamente mi actitud hacia las mujeres ha cambiado”, dijo a Sky News el rapero usando sus clásicos lentes oscuros, “soy más sensible, más vulnerable como escritor, acepto a la mujer como una persona hermosa y ya no digo que son unas perras o putas, pero así fui entrenado”.

Snoop, de 43 años, volvió a casarse con su primera y única esposa en el 2008, tras un par de años de separación. En 1999 tuvieron su primera hija (previamente tuvieron dos hijos varones). 

“Crecí, me enamoré de mi esposa, empecé a amar a mi madre, a mi abuela, a mi hija”, continuó, “entendí lo que una mujer es y empecé a escribir y expresar eso. No me arrepiento porque antes no tenía eso en mi vida, pero cuando lo tuve… comencé a tener una mejor vida. No estoy decepcionado porque aquel que no sabe tiene que aprender para mejorar. Descubrí que hay lugar para crecer, ser mejor persona e incorporé eso en todo lo que hago”, aseguró el también escritor y actor californiano. 

Y es que además afirmó que no tiene arrepentimiento alguno, a pesar de las acusaciones de misoginia de las que fue blanco, pues ama la forma en que llegó a ser quien es. 

“Tengo una familia, una visión y perspectiva diferente sobre la vida. Hace 20 años no tenía responsabilidades, era joven, era un ex miembro de una pandilla y todavía estaba afiliado con pandillas, era terco, no escuchaba y no tenía nada por qué vivir más que a mí mismo”, afirmó Snoop.

Sin embargo, Snoop Dogg ahora quiere ser alguien que haga música y represente la causa, “y ahorita la causa es el funk”. 

El rapero dejó de lado su nombre como “Snoop Lion”, ya que éste fue una “experiencia reggae para ser políticamente correcto”, y ahora regresa a su título anterior, que se trata de “volver a ser divertido, hacer discos, y hacer que la gente festeje”.

Actualmente promociona su treceavo álbum, “Bush”, lanzado este mes y en el que participa Stevie Wonder, entre otros artistas. 

Su primer sencillo “Peaches N Cream” fue grabado con Pharrell Williams, quien también produjo el álbum, y el famoso cantante de R&B,  Charlie Wilson. 

La canción es una referencia sexual velada tras otra pero apenas menciona el trasero de una mujer en los coros y el video del tema es casi tímido a comparación de otros clips del rapero, pues solo aparece una mujer en un bikini retro futurista, moviéndose y sonriendo a la cámara.