“Orange is the New Black” llega  hoy con su tercera temporada, que promete un nuevo triángulo amoroso para desestabilizar la relación entre Piper y Alex.

La producción original de Netflix ha ganado tres Emmy y ha sido reconocida por tener un elenco mayoritariamente femenino e inclusivo con mujeres de diferentes estilos de cuerpo y color de piel. 

Esta mezcla de drama y comedia fue adaptada originalmente de las memorias de Piper Kerman, quien cumplió una sentencia de un año en la cárcel y relató sus experiencias en el libro homónimo a la serie. 

El éxito del programa, que ya planea una cuarta temporada para 2016, también ha alcanzado a sus actrices como  Danielle Brooks (Taystee en la serie), que debutará en Broadway este noviembre en “The Color Purple”. 

Brooks también apareció en la serie “Girls” y está en producción del filme “I Dream Too Much”. 

Taylor Schilling (Piper) participó junto a Adam Scott y Jason Schwartzman en la comedia “The Overnight” que se estrena este mes en Estados Unidos. 

Otra que ha trascendido a la pantalla grande es Dascha Polanco (Dayanara Diaz), quien trabajó en diferentes proyectos, uno con Adam Sandler y otro con actores de la talla de Robert De Niro e Isabella Rossellini. Este último, “Joy”, también es protagoniado por Jennifer Lawrence y Bradley Cooper y saldrá a fines de año. 

Por su parte, Uzo Aduba ha sido una de las más reconocidas al obtener el Emmy y el SAG por su papel como Crazy Eyes. Y Laverne Cox (Sophia) ha recibido atención por convertirse en una modelo de la comunidad transgénero, al hablar de su proceso tanto en la vida real como en la pantalla chica. 

¿Qué se espera?

Este año se une al elenco Ruby Rose, DJ y personalidad de la televisión australiana. La estrella de 29 años se identifica como de “género fluido” y su personaje creará un triángulo amoroso entre las protagonistas Piper y Alex, interpretadas por Taylor Schilling y Laura Prepon, respectivamente. 

“(…) Alex tiene que lidiar con las consecuencias de violar su libertad condicional”, explica Prepon en el trailer, “definitivamente ves más el lado vulnerable de Alex. Pero ella es una badass, eso es lo bueno de ella”. 

La temporada pasada su ex-novia/enemiga/compañera-de-cárcel/amor-de-la-vida, Piper, la delató e hizo que Alex volviera tras las rejas. Esto fue una especie de venganza ya que la misma Piper fue sentenciada originalmente por culpa de Alex.  

La turbulenta relación de las mujeres se desestabiliza aún más con el personaje de Rose, quien asegura que esta es la temporada más sexy de la serie hasta ahora. 

“Mientras Piper crece y Alex crece, la dinámica de ambas se voltea un poco de cabeza”, agrega Shilling en el video, sin embargo “Piper está en un lugar más fuerte de lo que la hemos visto”. 

El actor Jason Biggs no vuelve este año, ya que Larry, ex de Piper, huyó con la mejor amiga de ésta, Polly, quien acaba de tener un hijo con su esposo. 

El personaje de Lorraine Toussaint, Vee, fue atropellado por una reclusa que se escapó, Miss Rosa, aunque no se ha dicho explícitamente que murió. Pero con ella fuera del juego, la veterana Red (Kate Mulgrew) tiene la oportunidad de reconstruir su imperio de contrabando en el invernadero o intentar volver a su reinado en la cocina. 

Daya insiste en que el oficial Bennett revele que él es el verdadero padre del hijo del que aún está embarazada. 

Nicky (Natasha Lyonne) puede recaer en las drogas, y Joe Caputo (Nick Sandow), el nuevo director de la prisión, se enterará si las palabras de la terrible Figueroa, a quien destituyó, se volverán ciertas: “Buena suerte con sus nobles intenciones, este lugar te las quitará a golpes”.