El Ejército Mexicano recuperó entre el año 2012 y 2016, 27.9 millones de litros de combustible. El año pasado fue el peor en cuanto a aseguramiento de hidrocarburo por parte de esta autoridad, pues solamente 3.3 millones de litros fueron sustraídos a los ‘chupaductos’, tras el 2015 que fue el periodo con mayor récord, con 7.6 millones de litros.

 

Entre los años 2009 y 2014, las pérdidas por esta actividad han llevado a que Petróleos Mexicanos haya reportado pérdidas por 46 mil millones de pesos.

La Secretaría de Defensa Nacional informó a Reporte Índigo en respuesta a una solicitud de información que, del total de litros de combustible que aseguró en el último lustro, el 86% ocurrió en sólo seis entidades, siendo Tamaulipas en la que más litros de combustible se recuperaron, con 8.8 millones de litros.

 

 

 

Además de haber realizado labores de recuperación de combustible, el Ejército también detuvo a 36 mil 626 personas implicadas en el robo de hidrocarburos y aseguró 52 mil 877 vehículos terrestres relacionados con esta actividad ilícita, entre enero de 2012 hasta junio de 2017.

De acuerdo con la Ley federal para prevenir y sancionar los delitos cometidos en materia de hidrocarburos, reformada en enero de 2016, estipula que las sanciones por sustraer hidrocarburo de los ductos pertenecientes a Pemex van de los 15 a los 25 años de prisión, más el pago de multa que oscila entre los 15 mil y 25 mil días de salario mínimo.

En tanto, las sanciones para quien compre, comercialice o transporte combustible obtenido de manera ilícita, dependiendo de la cantidad que transporte, deberá cumplir de 2 a 15 años de prisión y sería acreedor al pago de 2 mil a 15 mil días de salario mínimo de multa.

 

Municipios donde hubo mayor recuperación

No es casualidad que dentro de los primeros diez municipios donde el Ejército aseguró más combustible robado, cinco pertenezcan a Tamulipas.

Altamira es el municipio donde más hidrocarburo recuperó el ejército entre enero 2012 hasta junio de 2017, con 2 millones 272 mil litros. Por sí sola, esta localidad, supera toda la recuperación en el mismo periodo del estado de San Luis Potosí, y está a poco de alcanzar los 2.5 millones de litros asegurados en Sinaloa.

Otros municipios tamaulipecos con más aseguramiento son Reynosa, con 2 millones; Matamoros, 1.4 millones; Ciudad Madero, 701 mil; y González con 686 mil litros.

Lee más: Robo de gasolina sin límites: “huachicoleros” ordeñan a plena luz del día

Minatitlán, Veracruz es el segundo municipio donde hubo más recuperación, con 2 millones 74 mil litros. En Tepeaca y Palmar del Bravo, Puebla, territorio donde opera la organización de robo de combustibles, los “huachicoleros”, se ha asegurado en conjunto 1.8 millones de litros. Dos municipios de Sinaloa también están en la lista, Mocorito y Culiacán con 773 mil y 762 mil litros recuperados respectiveamente.

 

Recuperación en territorio de “huachicoleros” comenzó hace apenas 2 años

 

En el municipio de Palmar de Bravo, Puebla, los aseguramientos de combustible comenzaron en enero de 2015; en ese mes, el Ejército hizo una recuperación de apenas 3 mil litros, cifra que se ha ido incrementando con el paso del tiempo, hasta alcanzar la cifra máxima en abril de 2017, cuando recuperaron en ese mes 94 mil 400 litros.

Días después, el 4 de mayo, el Ejército y presuntos huachicoleros sostuvieron dos enfrentamientos que dejaron a 4 soldados y seis civiles muertos. Los hechos ocurrieron en la comunidad de Palmarito, muy cerca del municipio Palmar de Bravo.

Te puede interesar: Mueren cuatro soldados en operativo contra ‘ordeña’ de comnbustible

La ordeña de ductos en Puebla parece estar institucionalizada, debido a que se ha mantenido la hipótesis de que algunos funcionarios de Petróleos Mexicanos se encuentren coludidos con la organización. En entrevista con el periodista Carlos Loret, el director de la Empresa Productiva, José Antonio González Anaya, admitió que era probable que personal de confianza o del sindicato pudiera estar involucrado en esa actividad.

Nota relacionada: Huachicoleros SA

Afirmó que Pemex estaba intentando contener el robo en el llamado Triángulo Rojo, conformado por los municipios de Tepeaca, Palmar del Bravo y Tehuecán.