Luego de que el abogado priista, Xavier Olea, manifestara en medios de comunicación que Félix Salgado Macedonio no llevó un proceso por “presión política, sino que está acusado de abuso sexual”, la Fiscalía General del Estado de Guerrero (FGE) informó que no comparte sus aseveraciones, “violentando flagrantemente los derechos de las partes y de los principios que rigen a esta institución”.

La dependencia aclaró que, por su autonomía, la Fiscalía no participa, ni participará, en la “politización de investigación alguna”.

La dependencia recordó que Oléa Peláez ocupó la titularidad FGE de diciembre de 2015 a abril de 2018. Durante este periodo, era el único facultado para decidir y coordinar los trabajos de investigación y llevar ante las instancias judiciales correspondientes a los probables responsables, tal y como lo establece la Constitución del estado.

Se advierte, según las declaraciones del exfiscal, la probable comisión de diversos delitos al reconocer la sustracción de documentación oficial de la FGE, por la difusión del contenido de una carpeta de investigación y la omisión en el cumplimiento de su responsabilidad legal.


“El exfiscal Javier Ignacio Oléa Peláez, de acuerdo con su dicho, “debió haber resuelto este lamentablemente asunto de acuerdo con sus atribuciones y competencias conforme a ley, privilegiando los derechos humanos de las víctimas y que, ahora son sus reiteradas declaraciones, revictimiza”.

Por lo pronto, se ha iniciado una carpeta de investigación con la finalidad de deslindar la responsabilidad de Salgado Macedonio. Es así que el expediente 12030270100002020117, por el presunto delito de violación, se encuentra en revisión en la Dirección General Jurídica Consultiva de la FGE, para efectos de determinar en definitiva la procedencia o no de la acción penal en dicha carpeta, procedimiento que se encuentra ajustado a derecho y establecido en los ordenamientos legales.

 

#TuFiscalía

Publicada por Fiscalía General del Estado de Guerrero en Jueves, 7 de enero de 2021

Caso Salgado Macedonio

Presuntamente, Salgado Macedonio abusó sexualmente a su víctima a finales de 2016, cuando ella colaboraba con él en el diario La Jornada en Guerrero.

La denunciante relata que conoció a Salgado Macedonio cuando él era diputado y se ofreció para colaborar con una asociación civil donde la mujer formaba parte. A inicios de 2014, la invitó a trabajar como editora digital en el periódico.

En mayo de 2016, Félix Salgado la citó en su domicilio en la calle Aníbal del fraccionamiento Marroquín, en Acapulco, con el pretexto de que le donaría alimento de mascotas para la asociación civil a la que ella pertenecía.

En el lugar, la víctima fue recibida por la mujer encargada de la casa, quien le ofreció una bebida. Tras ingerirla, comenzó a sentir mareos y malestares hasta que perdió el conocimiento.

Cuando despertó, se encontraba en una habitación ubicada en la planta alta de la casa y junto con ella Félix Salgado, quien al verla reaccionar, le dijo: “todo va a estar bien, chiquita”.


Félix estaba ahí conmigo en el cuarto y yo le pregunté que qué había pasado, qué me había hecho y yo sentía un líquido en mi vagina y el me dijo que todo iba a estar bien, chiquita.

Víctima

Según el relato, la mujer estaba confundida pues sentía molestias en su cuerpo y traía su ropa desaliñada. Tras percatarse del abuso huyó del domicilio, pero olvidó su bolsa de mano al interior de la casa.

Salgado Macedonio se comunicó con ella para decirle que recogiera su bolsa en el trabajo, pero ella se negó. Tras ello, el senador con licencia le envió un mensaje para chantajearla con una fotografía que le tomó mientras ella se encontraba desnuda e inconsciente en su casa. No era la única foto, amenazó.

La mujer acudió a su centro de trabajo para recoger su bolsa. Pero cuando se encontró a solas con Salgado Macedonio en su oficina, el hombre la agredió sexualmente una vez más.

Esta vez, le mostró más fotografías y videos donde se le observa violándola mientras ella está inconsciente; amenazándola con que publicaría el material en redes sociales y se lo haría llegar a su esposo si ella se negaba a regresar a su casa.


“Me tomó dos videos, uno donde se ve que se unta algo en el pene y después me lo introduce; otro donde me voltea en el filo de su cama y me está introduciendo su pene, obviamente sin mi consentimiento”.

¿Qué dice el acusado?

Salgado Macedonio negó que los hechos fueran reales y acusó que se trataba de “una guerra sucia en su contra”.

“Es parte de la guerra sucia de quererme bajar de la candidatura, no les ha funcionado porque no es cierto, es falso”, dijo.

Cuando se le cuestiona si la mujer trabajó con él en Acapulco, el hombre respondió que prefería “no engancharse” en este tipo de asuntos.

“No quiero yo engancharme yo en estas cosas, que repito, son parte de la guerra sucia, pero ahí están las fiscalías”

Además, rechazó que la Fiscalía de Guerrero le haya dado un citatorio para presentarse a declarar para la resolución de la denuncia en su contra.