El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) izó este 19 de septiembre la bandera nacional a media asta, en memoria de las personas fallecidas en los sismos del 19 de septiembre de 1985 y 2017.

A las 7:19, el mandatario nacional activó el mecanismo que levantó la bandera hasta la parte más alta del asta y posteriormente bajó a la mitad para honrar a las víctimas del terremoto de magnitud 8.1 de 1985 y el de 7.1 de hace dos años que dejó un saldo oficial de 369 muertos.

Durante la ceremonia, AMLO estuvo acompañado de los secretarios de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Cresencio Sandoval; de la Marina-Armada de México, Rafael Ojeda Durán; de Educación, Esteban Moctezuma; de la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio.

Otros funcionarios que acompañaron al presidente fueron el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo; la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; el coordinador nacional de Protección Civil, David de León Romero; y el presidente de la Cruz Roja Mexicana, Fernando Suinaga.

Con el himno nacional concluyó la ceremonia que recordó los desastres naturales, ante la presencia de personal de los cuerpos de socorro, de Protección Civil, así como de la ciudadanía que, respetuosa, honró una vez más a las víctimas de los sismos.

Te recomendamos leer: GOBIERNO FEDERAL ENCABEZA ENTREGA DEL PREMIO NACIONAL DE PROTECCIÓN CIVIL

Los números a dos años del sismo del 19S

A dos años del sismo del 19 de septiembre (19S) de 2017, hay heridas en el país que no han podido sanar porque aún existe un gran número de damnificados pidiendo ayuda.

De acuerdo con datos que el Gobierno de AMLO dio a conocer en el marco del aniversario del desastre natural, la reconstrucción del país tiene un avance del 26 por ciento y se espera que a finales de 2019 se alcance el 41 por ciento

Según el último censo del Programa Nacional de Reconstrucción que se realizó en diciembre de 2018, aún hay 186 mil 526 viviendas, 19 mil 198 escuelas, 297 hospitales y centros de salud y 2 mil 340 inmuebles culturales dañados.

Las entidades más afectadas por el sismo fueron la Ciudad de México, Puebla y Morelos.

En todo el país, el total de personas que fallecieron fue de 369, de acuerdo con cifras del Gobierno federal.

La capital es la que mayor número de muertos acumuló con 228 y el derrumbe de Álvaro Obregón 286 el que más vidas quitó con 49.

A pesar de la gravedad de los daños, de acuerdo con Román Meyer Falcón, titular de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu), se entregaron apoyos incompletos.

En Morelos y Guerrero la mayoría de las familias recibieron incompletos sus apoyos y, en Chiapas, una de cada tres familias jamás recibió los recursos
Román Meyer FalcónSedatu

Continúa leyendo:  19S: HERIDA ABIERTA PARA DAMNIFICADOS