Con el fin de desahogar la demanda en los servicios de salud debido al incremento en los contagios por COVID-19 en la Ciudad de México, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) pondrá en operación el nuevo Hospital General Tláhuac.

Luis Antonio Ramírez Pineda, director general del ISSSTE, dijo que de esta forma se busca desahogar la presión que existe en la capital del país, a causa de la pandemia.

Al realizar un recorrido de supervisión por el nuevo hospital, el funcionario aseguró que el nosocomio cuenta con el personal médico y de enfermería altamente capacitado, instalaciones equipadas adecuadamente con alrededor de 300 camas, 100 ventiladores, código QR y un sistema de comunicación adecuados para que los familiares tengan información del estado de salud de los pacientes.

Asimismo, el titular del ISSSTE aseguró que el abasto de insumos para atender el COVID-19 se encuentra al 100 por ciento, así también el equipamiento para todo el personal médico.

Ramírez Pineda dijo que el nuevo Hospital General Tláhuac será inaugurado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien les ha instruido a redoblar la atención médica a todos los mexicanos, ante el repunte de contagios.

Precisó que la primera etapa se encontrará operando con normalidad y el área de atención a la pandemia estará aislada. El nosocomio iniciará la segunda etapa de atención hospitalaria, con 38 especialidades, servicio de hemodiálisis, radiología, quimioterapia, ocho quirófanos y bancos de sangre.

El Hospital atenderá a 1 millón 413 mil derechohabientes del ISSSTE en la zona sur de la Ciudad de México y zona conurbada.

Con el Hospital General Tláhuac”, el ISSSTE agrega otra unidad médica a las 112 habilitadas para atender COVID-19 en todo el país. Durante los últimos 10 meses, el Instituto se ha sumado a la iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de dar acceso a los servicios a la población afectada por la contingencia sanitaria vigente.

Luis Antonio Ramírez Pineda llamó a la población a cerrar filas contra el coronavirus y aplicar las medidas preventivas de uso de cubrebocas, sobre todo en oficinas, centros comerciales y transporte público, mantener la sana distancia, quedarse en casa y muy especialmente no organizar fiestas o reuniones sociales con motivo del fin de año. Afirmó que con responsabilidad todos podemos ayudar a salvar vidas.

También puedes leer: CDMX muy cerca del rojo: rebasa límite contemplado de hospitalizaciones por COVID