Siete militares mexicanos murieron después de que un helicóptero cayó a tierra en el estado norteño de Durango, informó la Secretaría de la Defensa Nacional.

Un soldado fue hallado gravemente herido en el lugar de los hechos, agregó la secretaría el viernes. Se cree que los cadáveres del resto de las víctimas están entre los restos de la aeronave.

El helicóptero de transporte Bell 412 se encontraba en una misión de entrenamiento y transportaba a dos pilotos, un oficial y cinco soldados.

El choque ocurrió cerca de la ciudad de El Salto, en una región montañosa de Durango. Se investiga la causa.

De acuerdo con los primeros reportes se había dado a conocer que únicamente tres de ellos murieron en el lugar del percance y los otros fueron trasladados a hospitales cercanos para recibir atención médica.

La caída de la aeronave ocurrió a unos 15 kilómetros del Cetro de Adiestramiento, misma que era tripulada para hacer reconocimiento de zona y localización de áreas de cultivo de amapola y marihuana, cerca del llamado triángulo dorado.