CEDHNL, quejas en casos de María Fernanda y Debanhi

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León emitió dos expedientes de queja contra la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León por los casos de María Fernanda y Debanhi Susana, dos jóvenes que fueron halladas sin vida días después de haber sido reportadas como desaparecidas

CEDHNL abrió dos quejas de oficio contra la FGJ de Nuevo León por los casos de María Fernanda Contreras Ruiz y Debanhi Susana Escobar

CEDHNL abrió dos quejas de oficio contra la FGJ de Nuevo León por los casos de María Fernanda Contreras Ruiz y Debanhi Susana Escobar

Comparte esta nota

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL) abrió dos quejas de oficio contra la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León por los casos de María Fernanda Contreras Ruiz y Debanhi Susana Escobar Bazaldúa.

Así lo informó en conferencia de prensa Olga Susana Méndez Arellano, presidenta de este organismo encargado de la protección a los derechos humanos. Fue el domingo 24 de abril cuando la CEDHNL lo dio a conocer pero las quejas las había interpuesto antes.

“En relación con los recientes casos de María Fernanda y Debanhi Susana, la CEDHNL ha abierto quejas de oficio para investigar la actuación de los servidores públicos que intervinieron en la búsqueda y/o localización de las víctimas, con la finalidad de aclarar si hubo alguna omisión en los protocolos aplicados”, menciona un comunicado.

La CEDHNL ofreció su acompañamiento jurídico, médico y psicológico gratuitos a las familias de víctimas, así como el acercamiento con el gobierno

La CEDHNL tiene la misión de consolidar una cultura de respeto a los derechos de todas las personas. Y en particular busca garantizar la verdad a las familias de María Fernanda y Debanhi Susana.

“Atendemos quejas, en el caso de Debanhi y en el caso de María Fernanda, la Comisión Estatal, ante las declaraciones de los padres de familia de posibles omisiones en la investigación, en la búsqueda y la localización de estas dos jóvenes, la Comisión tomó la decisión de iniciar dos quejas de oficio”, pronunció Méndez Arellano.

La presidenta informó que la CEDHNL ha buscado a los padres y madres de familia. Con los de María Fernanda ya está en contacto.

“Los padres se quejan, en el caso de María Fernanda, de la omisión de la Fiscalía en llegar al domicilio, lo cual se va a corroborar una vez que la Fiscalía nos mande la información correspondiente”, expresó.

Con los de Debanhi Susana la reunión se preveía para ayer lunes u hoy martes.

“En el caso de Debanhi nos señala el padre un posible homicidio, unas posibles lesiones. Yo sólo quiero comentarles que la información sobre abuso sexual, sobre que si hay alguna privación de la vida en la que hayan intervenido una o más personas se va a esclarecer una vez que la fiscalía nos otorgue el expediente y la información que le estamos solicitando en los oficios correspondientes”, aseguró.

Si bien Olga Susana Méndez Arellano sostuvo que el fiscal Gustavo Adolfo Guerrero no se ha negado a proporcionar información para esclarecer las acciones de búsqueda y localización, la CEDHNL dio un plazo urgente de una semana para recibir los expedientes y señalar violaciones a derechos humanos.

“Tenemos que determinarlo de acuerdo con el protocolo que hayan utilizado para la búsqueda y la localización y verificar las obligaciones que tienen las autoridades contra lo que nos arroja el expediente”, explicó.

Cumplidos los cinco días hábiles, la CEDHNL confía en que la siguiente semana ya cuente con información. En caso de que tener acceso ocasionara una violación al debido proceso, esperará hasta seis meses.

“La Comisión evaluará y les informará oportunamente en caso de que pueda resultar algún hecho violatorio de derechos humanos”, afirmó.

La CEDHNL pidió a las instituciones públicas de Nuevo León trabajar en conjunto, en favor de la seguridad de las familias

Advierte del lucro de organizaciones

La Comisión Internacional de Derechos Humanos, una organización no gubernamental, dio a conocer que se detectaron golpes en otras partes del cuerpo de Debanhi, por lo que hizo una solicitud de un segundo peritaje hecho por personal del Hospital Universitario a la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León.

“Se detectaron otro tipo de golpes”, señaló el comisionado federal Omar Tamez a medios de comunicación después del velorio.

Esta organización brinda acompañamiento a la familia y, según refirió Omar Tamez, Mario Escobar y Dolores Bazaldúa están dispuestos a exhumar el cuerpo de su hija Debanhi para que se siga investigando.

Sin embargo, en el contexto de las desapariciones de mujeres en Nuevo León, la CEDHNL informó en otro comunicado que no guarda relación con la Comisión Internacional de Derechos Humanos México, ni con Omar Tamez, quien asegura ser comisionado federal, por lo que se deslinda de toda acción realizada por esta organización.

“Sí quiero reiterar el respeto de nuestra Comisión a todas las organizaciones de la sociedad civil, pero también alertar de este tipo de organizaciones que pueden lucrar en perjuicio de las familias, e incluso llegar a revictimizarlas”, mencionó Olga Susana Méndez Arellano, presidenta de la CEDHNL.

La Comisión aclaró que organizaciones como esta carecen de facultades de investigación, por lo que alertó de cobros indebidos por los servicios presuntamente prestados. El comunicado establece que existen cuotas de entre 50 mil y 100 mil pesos por apoyar a las familias en acciones de búsqueda de personas desaparecidas.

“En el caso específico de las siglas de este tipo de organismos, nos llamó mucho la atención y nos da preocupación que pueda confundirse con un organismo internacional”, aludió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

La presidenta de la CEDHNL expuso que la preocupación por organizaciones que pudieran confundir a la población sobre las funciones que realizan es generalizada en la Federación Mexicana de Organismos Públicos de Derechos Humanos, conformada por las comisiones estatales de las 32 entidades del país y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

“El Estado mexicano forma parte de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Este sistema interamericano tiene una Convención y una Corte Interamericana de Derechos Humanos que, por cierto, sus resoluciones son obligatorias para México. ¿Por qué les doy esta referencia? Porque una vez que se localizó el cuerpo de Debanhi surgió una organización con la denominación de Comisión Internacional de Derechos Humanos y lo que queremos es aclarar lo siguiente: las siglas son las mismas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Nosotros queremos dejar muy clara la postura de la comisión de que nos deslindamos de pedir una segunda necropsia en este momento”, añadió.

También puedes leer: La responsabilidad estatal y federal en el caso Debanhi

Salir de la versión móvil