Los gobiernos municipales de Guadalajara y Zapopan clausuraron la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero en un par de sus frentes, tras determinar que estas obras federales tuvieron responsabilidad en al menos dos de las severas inundaciones que se presentaron el pasado domingo en la ciudad.

Según esos ayuntamientos, fueron las constructoras que ejecutan la Línea 3 del Tren las que causaron las inundaciones que se suscitaron en la colonia Alcalde Barranquitas, en Guadalajara, con al menos 14 casas con afectaciones en su interior; así como en Plaza Patria, en Zapopan, donde los daños alcanzaron a 150 vehículos y 25 locales comerciales.

Con respecto al caso de Guadalajara y la colonia Alcalde Barranquitas, lo que concluyó el gobierno municipal es que la edificación de la estación de La Normal del Tren Ligero, no tuvo en operación el par de cárcamos de los que dispone para bombear y conducir el agua que ahí se acumula hacia los colectores de la ciudad, lo que originó el descontrol de los escurrimientos que terminaron por impactar a los vecinos de los alrededores.

En una reunión que sostuvieron autoridades municipales (Guadalajara), estatales (el Sistema del Tren Eléctrico Urbano, Siteur; Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado, SIAPA) y federales (la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, SCT) con vecinos el día de ayer, se acordó que sería la SCT la que procedería con las reparaciones de los daños.

Fue el representante de la SCT Jalisco, Juan Manuel Magaña, quien señaló que el día de hoy se “comenzará con la evaluación de daños y su posterior reparación, y confirmó la presencia de una persona que vigile que el equipo funcione las 24 horas para evitar alguna contingencia”, así lo comunicó el municipio.

Por su parte, el gobierno de Zapopan clausuró las obras del Tren en la confluencia de las avenidas Patria y Ávila Camacho, luego de que detectara que los residuos de esas acciones constructivas obstruyeron el colector con el que cuenta Plaza Patria para desfogar el agua de lluvia.

“La inundación ocurrida la noche de este domingo en Plaza Patria se originó por un taponamiento del colector a la salida de dicho central comercial (…) El taponamiento fue generado principalmente por desechos de la obra de estación Patria de la Línea 3 del Tren Ligero que obstruyeron la libre circulación del agua por el canal del Río Atemajac”, aseguró el municipio.

De igual modo, fue clausurado el estacionamiento de la plaza en dos de sus niveles hasta que sus propietarios garanticen que cuentan con las medidas necesarias para evitar nuevas inundaciones:

“El dueño y los peritos deberán presentar ante el municipio un estudio de cómo van a mitigar, para garantizar que en un futuro no vuelva a ocurrir el fenómeno (…) que se vaya a inundar nuevamente la plaza; habrá que hacer unas adecuaciones a las captaciones que tienen ingresos y salidas”, dijo David Zamora Bueno, director de Obras Públicas e Infraestructura.