Un grupo de aproximadamente 150 trabajadores de diversos bares que operan en la calle de Regina, en el Centro Histórico de la capital, mantienen una manifestación en el cruce de las avenidas 20 de Noviembre y José María Izazaga.

Los manifestantes exigen al gobierno central la apertura inmediata de 25 establecimientos que fueron clausurados en días recientes, ya que, acusan, se trata de “acciones arbitrarias y con lujo de violencia”

“Lo que hicieron en las calles de Regina, San Jerónimo y Mesones fue una injusticia, una completa arbitrariedad, porque de un día para otro cerraron todos los locales y no sólo afectaron a propietarios, sino también a empleados”, acusa Ángelo Farfán, vocero de La Fuerza de Restauranteros de la Calle Regina.

Con pancartas y consignas, los agremiados de las también llamadas “chelerías” exigen un alto a los operativos a cargo del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) de la Ciudad de México, los cuales se han recrudecido en la zona.

La principal demanda, de acuerdo con uno de los afectados, es trabajar en un ambiente digno, seguro y sin estigmatizaciones, debido a que la situación se han prestado para ser señalados de “traficantes, extorsionadores y narcomenudistas”. 

La concentración continuará hasta que se entable una mesa de diálogo con autoridades capitalinas, aseguran los manifestantes.

En tanto, la circulación vehicular se encuentra afectada en la zona y por lo que autoridades viales se encuentran desviando el flujo de automóviles hacia el Eje Central Lazaro Cárdenas.

TE RECOMENDAMOS LEER: TREMENDA ‘CASCADA’ LAVA AUTOMÓVILES E IMPIDE PASO PEATONAL EN PERIFÉRICO; MILES DE LITROS DE AGUA SE DESPERDICIARON (VIDEOS)