El Gobierno de Nuevo León, cuyo titular es Jaime Rodríguez, ha destinado 3 mil 122 millones de pesos para atender la pandemia de COVID-19.

Desde marzo, cuando la Secretaría de Salud encabezada por Manuel de la O Cavazos confirmó el primer caso de coronavirus en la entidad, el Congreso de Nuevo León autorizó el Fondo de Contingencia COVID-19. Sus recursos se canalizan a las dependencias de acuerdo con sus necesidades. 

El Fondo de Contingencia COVID-19 inició con un presupuesto de mil millones de pesos pero se le han añadido 2 mil 122 millones de pesos más, provenientes de la reasignación de partidas presupuestales. Se cancelaron programas y proyectos no esenciales y no prioritarios y se redujeron gastos de operación tales como gasolina, viáticos, recursos materiales y servicios.

TE SUGERIMOS: NUEVO LEÓN SIN POSADAS POR COVID-19

El secretario de Finanzas y tesorero General del Estado, Carlos Garza Ibarra, informó que algunos ejemplos del ejercicio del gasto sustentado en el Fondo de Contingencia por parte de la Secretaría de Infraestructura son la reconversión para atender pacientes COVID-19 del Hospital Metropolitano y del Hospital de Tierra y Libertad; el nuevo Hospital General de Montemorelos y la rehabilitación del que ya operaba en ese municipio; la renovación del Hospital de Sabinas Hidalgo y la adecuación del Hospital General de Juárez. 

La Secretaría de Salud, por su parte, contrató al personal y adquirió el equipo especializado necesario para la operación de esos hospitales, como ventiladores y monitores, ambulancias, un laboratorio y un hospital portátil, así como las pruebas PCR que se aplican de manera gratuita a la población.

La ASENL ¡a fiscalizar gasto por COVID-19!

Si bien, las dependencias informan del ejercicio del gasto del Fondo de Contingencia COVID-19 en el micrositio https://www.nl.gob.mx/informefinanciero-COVID-19, el cual es de libre acceso, diversos diputados han pedido a la Auditoría Superior del Estado de Nuevo León (ASENL) fiscalizar estos recursos.  

La diputada Itzel Castillo, presentó al Pleno un exhorto al auditor, Jorge Galván González, para que realice una exhaustiva auditoría al gobierno central, organismos paraestatales y autónomos, así como a los 51 municipios, en relación a todos los recursos utilizados para combatir la pandemia. Su propuesta fue aprobada por unanimidad a principios de septiembre. 

Luego, a finales de octubre, la diputada Claudia Tapia Castelo presentó un dictamen de la Comisión de Presupuesto para exhortar al Poder Ejecutivo para que cumpla con las disposiciones en materia de transparencia y a la Auditoría Superior del Estado para que audite el trimestre correspondiente de abril a junio. 

La legisladora independiente señaló que la plataforma creada para tal efecto no cumple con los objetivos establecidos, ni difunde en forma clara y precisa los objetivos que la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Nuevo León determina.