Mientras el defensor del agua en Mexicali León Fierro, denuncia violaciones a sus derechos humanos desde la prisión, la empresa a la que encaró para evitar el despojo del líquido, la Constellation Brands sigue avanzando en la instalación de la planta cervecera en esa localidad.

Según denunció la directiva de “Mexicali Resiste”, en voz de padre del activista preso, la detención del dirigente “sólo ha servido para intentar distraer la atención del movimiento de defensa del agua y propiciar las condiciones para que la planta cervecera siga con su proyecto, que cuenta con el respaldo de la autoridades del estado y municipio”.

Dijo que la construcción de esta planta cervecera, que se apropiara de más de 20 millones de metros cúbicos de agua al año, “es parte de un entramado de corrupción entre autoridades locales y directivos de la Constellation Brands”

Para “Mexicali Resiste” la presunta colusión de la empresa y funcionarios deriva del hecho de que el actual presidente municipal de Mexicali, Gustavo Sánchez, antes de ser funcionario público trabajó para la Constellation Brands como abogado general; ya siendo presidente colocó como director de Administración Urbana al también abogado de esa firma, Sergio Montes Montoya.

Además denunciaron que Víctor Hermosillo y Celada, actual secretario de la Comsión de Desarrollo Urbano y Ordenación Territorial, está protegiendo a la empresa porque es dueño de la empresa constructora que realiza trabajos de construcción del acueducto que suministrará de agua a la planta cervecera.


“Es todo un entramado de corrupción el que estamos viviendo en Baja California, donde el plan del gobernador Francisco Vega es la privatización total del agua; el caso no solo se observa en con la planta cervecera, sino con el proyecto de construcción de tres platas desalinadoras que tendrán un costo de más 80 mil millones de pesos, y que serán manejadas por particulares”

Mexicali Resiste

Defensores del agua

La persecución que viven los integrantes de esta organización civil es tal, que a la fecha siete miembros de la directiva cuentan con órdenes de comparecencia judicial.

Fierro Reséndiz fue detenido el pasado 6 de mayo, bajo la acusación de homicidio calificado en grado de tentativa, delito que luego fue reclasificado a lesiones agravadas, pero pese a ello, la juez Ruth Esperanza Álvarez Fuentes decidió dictarle la medida de prisión preventiva oficiosa, al considerarlo “como un peligro para la sociedad”.