Las desapariciones en Tecalitlán se acumulan. De enero a la fecha van 4 reportes entre los que se encuentran 3 italianos y un joven de 17 años de nombre Ulises Cardona. La posible infiltración de su policía y los mandos directivos ilocalizables abren la interrogante de si esta demarcación es segura y los sucesos que en ésta transcurren son “hechos aislados”, como los tildó el Alcalde, Víctor Díaz Contreras.

Hoy las calles de este municipio del sur de Jalisco se encuentran bajo la vigilancia de las fuerzas estatales. La policía local fue rebasada por la inseguridad en la zona pese a que desde el 2016 el Alcalde ha declarado que fue gracias al Ejército y la Fuerza Única Regional que se ha podido “aplacar al narco”.

Sin embargo, continúan las indagatorias por el presunto involucramiento de autoridades de seguridad en la desaparición de los extranjeros. No son sólo cuatro policías los que actualmente se encuentran detenidos e investigados por los hechos recientes, sino también otros tres elementos que pudieron haber sido parte del caso son buscados.

“Hemos trabajado con la policía del municipio, obviamente todos están acreditados con sus exámenes de control y confianza”, expresaba Díaz Contreras en 2016 a medios locales.

Aunque hoy la realidad es otra: 27 elementos fueron trasladados a la academia de la Fiscalía General de Jalisco para ser evaluados y 4 terminaron con acusaciones por la entrega de los 3 turistas italianos. Mientras que 10 elementos, de los 33 que conforman la corporación, se desconoce su paradero.

27
policías municipales fueron evaluados por la Fiscalía General de Jalisco

Entre las indagatorias por el caso de los italianos, las autoridades refieren que los miembros de grupos criminales son quienes podrían tenerlos. El miércoles Fausto Mancilla, fiscal regional, expresó que se estaba detrás del crimen organizado para poder localizar a estos tres extranjeros desaparecidos, aunque no dio más información.

4
elementos fueron acusados de entregar a los turistas italianos

Sin embargo, desde el martes 27, los familiares dieron a conocer públicamente que la conexión entre las autoridades y los elementos del crimen organizado, a los que presuntamente entregaron a los extranjeros, es un sujeto conocido como “Don Ángel”, mismo que supuestamente entregó los mil pesos a los policías por este hecho. Este nombre, a decir de Francesco Russo, familiar de los desaparecidos, fue revelado durante las declaraciones que brindaron los cuatro elementos de la policía que están ahora bajo investigación.

10
uniformados de los 33 de la corporación tienen paradero desconocido

A pesar de la supuesta tranquilidad que existe, Tecalitlán registró durante 2017 diversas carpetas de investigación por delitos como robo a casa-habitación, de vehículo, lesiones y homicidios dolosos.

El pasado 16 de enero se inauguró en dicho municipio una base militar. La presencia del ejército ha sido clave, pues según reportes de la Secretaría de la Defensa Nacional, en ese municipio se destruyeron 10 mil 220 plantíos de mariguana, 36 de amapola y se aseguraron mil kilos de metanfetamina en 2016.

El cártel predominante

La presencia del crimen organizado en la zona de Tecalitlán es preponderante. A partir de la desaparición de estas tres personas, medios italianos han venido realizando notas informativas sobre el poderío del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en esta entidad y sus municipios.

Pero la conexión de este cartel no es nueva. El control en la zona es un añejo problema del sur de Jalisco. Apenas el pasado 22 de febrero Alfonso Partida Caballero, académico de la Universidad de Guadalajara, explicaba en entrevista con Reporte Indigo de la importancia del crimen en municipios como Tepalcatepec, Pihuamo, La Ruana y otros colindantes con Tecalitlán, a unos kilómetros de la frontera con Michoacán.

El pasado 10 de enero se sentenció a once personas, integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación, por delitos como secuestro y extorsión. La carpeta de investigación se abrió luego de que elementos de la Marina Armada de México localizaran a estos sujetos en las calles de Tecalitlán, donde les aseguraron armas largas, granadas, mariguana, heroína y metanfetaminas.

Datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) indican que en 2016 se destruyeron 10 mil 220 plantíos de mariguana, 36 de amapola y se aseguraron mil kilos de metanfetamina

Por otro lado, en 2011 se detuvo a José Guadalupe Serna Padilla, alias El Zopilote, uno de los líderes más importantes del CJNG y quien tenía como territorio de resguardo el sur de Jalisco, manteniendo el control, entre otros municipios, el de Tecalitlán. Además de que El Zopilote, fue detenido en el tramo en un tramo carretero donde circulaba con tranquilidad, en Zapotiltic, municipio en donde el encargado de la seguridad era, entonces, el actual director de la policía de Tecalitlán, Hugo Enrique Martínez Muñiz y que no se ha aparecido en la administración desde la detención de su corporación.

Durante el siguiente año el hermano del líder del cártel en esa zona, Armando Serna Padilla, fue acribillado en las calles de Tecalitlán, cuando circulaba en su camioneta por las calles del municipio.

Derivado de estos hechos en donde se conectaba directamente al municipio con la operación de líderes del CJNG, la PGR llevó a cabo un proceso en tribunales para ejercer la extinción de dominio en diversas fincas. El cinco de marzo de 2013 un juez determino ejercer este mecanismo jurídico y señaló una propiedad localizada en dicho municipio y con un valor de un millón 746 mil pesos.

Sucesos recientes

22 de enero, desapareció Ulises Adair Cardona Flores tras supuestamente ser detenido por elementos de La Marina

31 de enero, 3 italianos desaparecieron en Tecalitlán después de ser detenidos por policías municipales

2 de marzo, 4 policías municipales son vinculados a proceso por la desaparición de los 3 extranjeros

Un territorio disputado

Tecalitlán se ha caracterizado por su cercanía con la frontera michoacana, hecho que la hace más proclive a las relaciones y los enfrentamientos entre cárteles, derivando en una ola de violencia no sólo entre los grupos criminales.

En 2014 se registró el asesinato de un guardia comunitario de Tepalcatepec en el municipio de Tecalitlán, donde presuntos asesinos a sueldo ejecutaron con arma de fuego al comunitario y a su familia.

Una de las noticias más importantes en los años recientes fue el aseguramiento de un narcolaboratorio en 2012, donde la PGR abrió una carpeta de investigación luego de que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) identificara un predio utilizado para elaborar drogas sintéticas en las inmediaciones de un rancho.

Aunque tal como afirma el alcalde de este municipio que en las últimas semanas ha estado en el centro de la discusión sobre seguridad, Tecalitlán no ha estado exento de las lógicas criminales y su control en el grueso de la vida cotidiana. A pesar de no tener registros importantes sobre la comisión de delitos, la realidad es que el CJNG ha sido un elemento persistente en las noticias del pueblo del sur de Jalisco.