La directora general del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Florencia Serranía, informó que las estaciones de la Línea 1 que registraban inundaciones, por falta de electricidad, ya han sido desazolvadas y sanitizadas en su totalidad.

En videoconferencia, la funcionaria señaló que tras un recorrido de punta a punta de la línea que va de Observatorio a Pantitlán, se pudo constatar que todas las estaciones están listas para reiniciar operaciones el próximo 25 de enero.

“Ya esta todo en estaciones limpio y sanitizado, ahora mismo estamos trabajando en la sanitización de las vías y la extracción de agua ha terminado completamente”, señaló la directora del Metro.

Agregó que las pruebas de iluminación y servicio eléctrico han concluido de manera satisfactoria, además que todas las escaleras mecánicas se encuentran en completa operación.

Serranía indicó que el reinicio de operaciones de la Línea 1 es gracias a las labores de 14 mil personas trabajadoras, al tiempo que agradeció a la ciudadanía por su paciencia y comprensión.


Estamos muy orgullosos del Metro y estamos muy motivados para el reinicio el lunes, por lo tanto toda mi confianza que vamos a llegar a ese día para brindar el servicio para los usuarios que han padecido estos días sin Línea 1.

Florencia Serranía

Directora del Metro

Cabe recordar que fue el pasado 9 de enero cuando el Centro de Control del Metro de la Ciudad de México sufrió un incendio que provocó el colapso de la mitad del sistema de transporte.

La perdida de los transformadores provocó que las 1, 2, 3, 4, 5 y 6 se quedarán sin servicio. Las primeras en reabrir fueron la 4, 5 y 6, mientras que el resto ha necesitado un largo proceso de reactivación.

Lee también: Rechazan falta de mantenimiento en el Metro

Tras la instalación de un puente de mando emergente, instalado por personal del Metro y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la Línea 1 operará nuevamente el lunes 25 de enero; sin embargo, las 2 y 3 seguirán suspendidas.

En días previos, Serranía explicó que fue justamente la falta de energía en la línea rosa lo que provocó las inundaciones al interior del Metro, pues las bombas de desazolve dejaron de operar.