Reporte Indigo

Justicia

Desmienten caducidad en pruebas de caso Ángela

La falta de supervisión a los centros de rehabilitación por parte de la autoridad propicia tortura

La falta de supervisión a los centros de rehabilitación por parte de la autoridad propicia tortura

El Instituto de Criminalística y Servicios Periciales de la Fiscalía General de Nuevo León señaló que no existe evidencia que permita establecer un lapso de tiempo óptimo para realizar las pruebas periciales al cuerpo de la adolescente Ángela Saucedo. 

Esto es contrario a lo que había asegurado Griselda Núñez Espinoza, titular de la Fiscalía Especializada en Feminicidios y Delitos Contra las Mujeres de Nuevo León. La fiscal había dicho a los padres de la víctima, Alejandra Elizondo y Joel Saucedo, que la caducidad de las pruebas era de 10 meses después de la muerte, es decir, ayer 28 diciembre de 2020. 

TE SUGERIMOS: URGEN A INVESTIGAR CASO ÁNGELA SAUCEDO

“Afortunadamente el Instituto de Criminalística desmintió esto, lo que significa que se tendrá mayor tiempo para realizar las pruebas. Hasta antes de contar con esta información, la premura para avanzar con las investigaciones y los impedimentos de la Fiscalía para hacerlas había sido una de las mayores preocupaciones. Ahora se abren las puertas para, por fin, determinar la causa de la muerte de Ángela”, comentó Paulina Ambriz, integrante del área de Acompañamiento Jurídico de la organización Documenta A.C. y una de las abogadas del caso. 

La joven de 15 años de edad ingresó a Casa de Rescate Jesús Salva A.C., un centro de rehabilitación irregular en el municipio de Santa Catarina administrado por un pastor y una pastora cristianos, el 11 de febrero de 2020. El día 28 de ese mismo mes les avisaron a sus papás que no podía respirar y cuando llegaron al lugar su hija ya había fallecido.

Además, el Instituto de Criminalística determinó que es viable continuar con las investigaciones para determinar la causa de la muerte de la adolescente. El caso de Ángela se investiga como homicidio doloso aunque al inicio se catalogó como muerte natural.

Feminicidio, línea de investigación en caso Ángela

La necropsia de Ángela Saucedo arrojó que había sido medicada con clonazepam cuando ella no tenía ninguna prescripción. También hay indicios de que Ángela Saucedo pudo ser víctima de violación sexual en Casa de Rescate Jesús Salva A.C.

Por evidenciar irregularidades como estas, los padres de Ángela y Documenta A.C. han logrado que la investigación tenga como principal hipótesis de las indagatorias la posible comisión del delito de feminicidio y no sólo un homicidio. 

Asimismo, tras distintas reuniones durante 10 meses de exigencia, la Fiscalía se ha comprometido a dar prioridad a la realización de pruebas científicas a las muestras de Ángela, con apoyo del Hospital Dr. José Eleuterio González de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL); a permitir la realización de peritajes médicos independientes para la determinación de la causa de muerte; a integrar a la carpeta de investigación del caso entrevistas a testigos antes desechadas y cruciales para el proceso.

“Ante la necesidad de poder recabar entrevistas uno de los grandes errores que existieron fue mencionar que no se les iba entrevistar a las chicas que también se encontraban dentro del centro debido a que el dicho de una persona usuaria de drogas no tenía valor. Esta es una situación que causa un gran estigma y también una revictimización a los familiares”, señaló la abogada Paulina Ambriz en una conferencia de prensa realizada en noviembre.

Por su parte, en un comunicado de diciembre, Documenta A.C. hizo un llamado a realizar las gestiones necesarias con la UANL para las pruebas científicas y a continuar con las comunicaciones necesarias con la familia de Ángela Saucedo.

“Exhortamos a José Honorio Arvizu, fiscal regional de la Zona Guadalupe y a Johnny Delfín Carmona, fiscal encargado del caso a continuar con las investigaciones relacionadas con la hipótesis de feminicidio”, dice el boletín fechado el 22 de diciembre.

Exit mobile version