La digitalización del trámite de la licencia para conducir en la Ciudad de México tiene puntos a su favor, como el combate a la corrupción, pero especialistas en seguridad vial denuncian que se perdió la oportunidad de mejorar el trámite.

El pasado 13 de diciembre, el Gobierno de la Ciudad de México dio a conocer que como parte de las medidas para evitar contagios de COVID-19, así como aglomeraciones de personas, el trámite de renovación de la licencia para manejar tipo A se iba a llevar a cabo de manera remota a través del portal electrónico “CDMX” de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).

“A partir de este lunes (21 de diciembre) en la CDMX pueden entrar a Cartera Digital y bajar, siguiendo las instrucciones, que son cuatro pasos sencillos, su licencia digital (…) El único trámite adicional es pagar la licencia, ya sea con su referencia bancaria o directamente de manera electrónica con la tarjeta de crédito”, declaró la jefa de Gobierno de la ciudad, Claudia Sheinbaum, al anunciar la modernización del trámite.

Esto significa que los automovilistas ya no tienen que acudir a los módulos de la Secretaría de Movilidad (Semovi) para realizar la renovación.

Autoridades del InfoDF consideran que este hecho ayuda a combatir la corrupción y fomenta la transparencia en el servicio público al ser un trámite totalmente digital sin intermediarios.

Una muestra de que prevalecía la corrupción en los trámites es el cierre definitivo del Módulo de Control Vehicular y Licencias, ubicado en avenida Francisco del Paso y Troncoso en la alcaldía Venustiano Carranza, en noviembre de 2019.

Las autoridades informaron que esto se decidió después de encontrar que se cometían diversas irregularidades por parte de servidores públicos.

No obstante, especialistas en seguridad vial denuncian que se perdió la oportunidad de mejorar el proceso del trámite, que actualmente no pide ningún examen práctico y cualquier persona sin acreditar habilidades ni aptitudes de conducción puede obtener y renovar dicha cédula.

Ante este panorama, mencionan, la tendencia de accidentes y de muertes por atropellamientos en la capital seguirá al alza.


Según datos del Portal de Datos Abiertos de la ADIP sobre el homicidio culposo por atropellamiento durante el 2020, el número de víctimas por este ilícito aumentó de 15, en junio, a 23 en octubre pasado, lo que representa un incremento del 53 por ciento

A favor de la transparencia en trámite de licencia

La digitalización de los trámites de la licencia por la pandemia de COVID-19 no solo es una medida que ayuda a evitar contagios, también contribuye a erradicar la corrupción y promueve la transparencia, dice Julio César Bonilla Gutiérrez, comisionado presidente del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (InfoDF).

“Estamos dando un salto al siglo XXI con la digitalización y esto impacta a la ciudadanía de manera positiva”, señala el representante de la autoridad garante del derecho a la información y protección de datos personales.

Cabe destacar que el InfoDF es un órgano que participa en la digitalización del trámite de la licencia; su función es acompañar y asesorar a la ADIP en materia de protección de datos personales, informa el comisionado.

Bonilla Gutiérrez afirma que esta iniciativa aporta al combate a la corrupción, pues se enlaza directamente a las dependencias públicas y a los ciudadanos.

También es transparente porque es el mismo ciudadano quien lleva a cabo el proceso en todo momento.

“El objetivo es facilitar la interacción entre el gobierno y las autoridades y reducir espacios para la corrupción”, explica.

Añade que la digitalización del proceso de obtención de la licencia, también cumple con los principios de la transparencia gubernamental que es gobierno abierto, rendición de cuentas, datos abiertos y combate a la corrupción.

Deuda en seguridad vial

Las autoridades pudieron hacer algo más completo y mejor en temas de capacitación de los conductores de automóviles en la digitalización del trámite referido; sin embargo, prefirieron no molestar al sector, dice Francisco de Anda Orellana, especialista en temas de seguridad vial y líder de la estrategia Misión Cero.

Explica que la Ciudad de México tenía tres opciones ante la pandemia en cuanto al tema de la certificación para manejar: simplificar y digitalizar el trámite de la renovación de la licencia; dar prórroga; y por último, hacer la gestión digital pero con un examen de reflejos y de vista que, aunque tiene limitaciones, es funcional.

No obstante, se eligió la posibilidad que favorece a la recaudación de impuestos y a los automovilistas, dice.


Pudieron vincular el sistema de expedición en línea a evaluaciones de conocimientos y de vista que pueden dar un parámetro de calificación. También pudieron incluir un examen de reflejos

Francisco de Anda Orellana

Especialista en temas de seguridad vial y líder de la estrategia Misión Cero

La Semovi, para la renovación de la cédula, solo pide acreditar un curso en línea sobre nociones de conducción.

Por ello, considera que las muertes por atropellamiento continuarán con la misma tendencia si el Gobierno local no implementa una política integral de seguridad vial que vaya desde la licencia hasta la infraestructura vial.

“Se tienen que dar giros de timón en lo que no funciona como los aumentos de velocidad en algunos ejes viales y las fotocívicas, que deben ser sujetas a una estrategia de reformulación”, indica.

También puedes leer: Así puedes tramitar en línea tu licencia para conducir en la CDMX