El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) obligó al Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) pronunciarse y definir medidas cautelares a las conferencias matutinas del presidente de la República, para que no interfiera en el proceso electoral.

La Sala Superior Tribunal pidió al INE pronunciarse sobre la tutela inhibitoria que dictó la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto, luego de una denuncia presentada por el Partido Revolucionario Institucional (PRD), contra López Obrador.

El partido denunció entonces que el presidente manifestara abiertamente sus preferencias electorales durante su conferencia del 23 de diciembre; donde cuestionó a los partidos de oposición aunque evitó hablar de Morena. Luego de comprobar que el presidente realizó actos proselitistas durante su conferencia, el INE le ordenó dejar de hacerlo.

La Comisión de Quejas y Denuncias del INE dictó una medida cautelar inhibitoria, es decir, sin carácter sancionatorio, para garantizar la equidad de la contienda electoral; asegurando que el presidente López Obrador evite pronunciarse en favor o en contra de actores político electorales.

“Ante la evidencia preliminar de una posible continuidad de actos que se vinculan con la materia electoral, le ordenó abstenerse de continuar realizando los actos de acuerdo con el artículo 134 constitucional, con el fin de resguardar el principio de equidad en el proceso electoral

La Sala Superior del TEPJF determinó que “el caso debe ser conocido y resuelto por el Consejo General del INE”, pues se trata de un asunto trascendental.

“Máxime que el acuerdo impugnado se ubica en un contexto extraordinario y novedoso respecto del mecanismo de comunicación que representan las conferencias matutinas”.

Te puede interesar: INE da luz verde a spot “Morena es una desgracia para México”, pero retira el de PAN-PRI-PRD