"Existe una posibilidad de que la semana próxima o el mes próximo o el año próximo este virus llegue, no nada más a México, sino a cualquier otro país”
José Gerardo VelascoPresidente del Comité de Bioseguridad del CIDICS de la UANL
http://youtu.be/EggyccKy91Q

Ante las características del actual brote del virus, es muy posible que el ébola llegue a México, expresó ayer José Gerardo Velasco, presidente del Comité de Bioseguridad del Centro de Investigación y Desarrollo en Ciencias de la Salud de la UANL.

En la conferencia “¿Hay pandemia o es ciencia ficción?”, realizada en la Feria Internacional del Libro de Monterrey, el investigador afirmó que, debido al número de casos y zonas afectadas, es necesario estar prevenidos.

“Existe una posibilidad de que la semana próxima o el mes próximo o el año próximo este virus llegue, no nada más a México, sino a cualquier otro país”, aseveró Velasco.

“Es altamente probable, es muy posible, si no es ahorita, que en algún momento tengamos casos de ébola. ¿Y qué nos toca hacer a nosotros que no vamos a estar metidos en la primera línea? Nos toca primero conservar la calma y buscar información sólida para pasar la recomendación”.

En el presente brote de ébola se han registrado 8 mil 400 personas infectadas, de las que al menos 4 mil 33 han muerto, según datos de la Organización Mundial de la Salud y del Centro para la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Como los casos incluso han ocurrido en países como España y Estados Unidos, Velasco señaló que es difícil calcular el riesgo de que la enfermedad entre a México, aunque el Gobierno tome precauciones.

“El que llegue a México no significa que las autoridades dejaron de cumplir con su tarea, porque las epidemias son como los incendios: todos tenemos el riesgo de que se nos queme la casa”, subrayó.

“Yo sé de buena fuente que en la Secretaría de Salud ya tomaron medidas, primero para el diagnóstico y segundo para el tratamiento de casos de ébola si es que se llegan a presentar”.

En entrevista posterior, el académico reiteró que la naturaleza del virus obliga al Gobierno a ser transparente y a la sociedad civil a informarse en fuentes confiables.

“Sí, hay una falta de preparación del Gobierno porque el Gobierno nunca va a poder garantizar que no va a haber epidemias, nunca, ningún gobierno en ninguna parte del mundo”, enfatizó.