Desde 2017, en lo que resultó ser el inicio de la oleada lopezobradorista en el país, el Estado de México se volvió el escenario del forcejeo entre Morena y el aún dominante Partido Revolucionario Institucional (PRI), con ambos bandos intercambiando victorias en los últimos procesos electorales.

Aquel año, Delfina Gómez encabezó la primera gran irrupción de Morena en el escenario político mexiquense al rebasar a los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática, logrando más de un millón 800 mil votos. Superándola por menos de 200 mil votos, Alfredo del Mazo fue declarado ganador.

Un año después, el “efecto AMLO” le valió a Morena y su coalición Juntos Haremos Historia 37 de las 41 diputaciones federales del Estado de México. El PRI apenas rescató tres y quedó sin senadurías de elección directa al ganar Delfina Gómez e Higinio Martínez la mayoría relativa y Juan Zepeda la primera minoría.

El panorama local fue igual o más desolador para el PRI al solo ganar 20 de 125 municipios, mientras Morena se llevó 57, destacando Toluca y Ecatepec. El partido guinda también barrió con 30 de los 75 distritos al Congreso del Estado de México y la mayoría en solitario para la LX Legislatura.

Para analizar este primer avance morenista, Reporte Índigo entrevistó al doctor Gustavo López Montiel, profesor de ciencias políticas del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, quien explica que la clave para coordinar las distintas facciones que se sumaron al partido fue Andrés Manuel López Obrador.

“Obviamente su figura articuló un movimiento. Lo que pasa en Morena es que es un movimiento que viene de varios grupos. Muchos del PRD, la mayor parte, pero también priistas y panistas, incluso dentro del mismo Estado de México. Entonces, Morena tuvo capacidad de articulación, más allá de lo que el PRD representaba”.

'Mientras los grupos salidos del sol azteca tenían presencia al oriente del estado, los del PAN y PRI dieron competitividad en el valle de México y Toluca. Al grado que, “en 2018, muchas presidencias municipales ganadas por Morena fueron ganadas en realidad por gente que venía del PAN y del PRI, no tanto de Morena”
Gustavo López MontielAcadémico del Tec de Monterrey

El PRI se alió con el PAN y el PRD en 2021 para ganar 77 municipios, 51 de estos para el tricolor, contra 30 de Morena y el Partido del Trabajo. En el legislativo, las fuerzas empataron al lograr Va por México 37 diputaciones locales y 18 federales, por 34 locales y 23 federales de Juntos Hacemos Historia.

“El PRI y el PAN, a partir de sus propios logos, recuperaron una parte importante de esas dos áreas, del Valle de México y del Valle de Toluca, en buena medida como resultado, no únicamente de lo que ha pasado en el contexto del Gobierno de López Obrador, también de una operación política que tiene que ver con el propio Gobierno del estado”.

Además de que Alfredo del Mazo “al final ha tenido una operación muy propia. Por ejemplo, un conjunto de programas sociales que compiten con los programas del presidente”, también ve un debilitamiento en el partido guinda debido a “la desarticulación de muchos de esos grupos que se habían ido del PRI y del PAN a Morena pero ya regresaron o salieron del partido guinda”.

También puedes leer:

La ruta guinda de Morena para ganar en el Edomex

El dominio del PRI en el Edomex, entre la alianza opositora o la alternancia