Los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en los que se atienden a pacientes con COVID-19 se encuentran, en este momento, al 88% de su capacidad, informó su director general, Zoé Robledo Aburto, quien externó su preocupación de que la gente no atienda las recomendaciones y se reúnan las familias para celebrar la cena de Navidad ya que eso propiciaría un incremento en los casos para la siguiente semana.

En conferencia de prensa virtual para dar a conocer a algunos de los médicos que llegaron de otras entidades del país para reforzar la atención de los pacientes de COVID en la ciudad de México a través de la Operación Chapultepec, Zoé Robledo dijo que de esta forma se busca garantizar la atención a todos los pacientes.


Nuestra ocupación hospitalaria en este momento en la ciudad de México está en el 88 por ciento, tanto en camas de hospitalización como en camas de cuidados intensivos. Sobre todo en la parte de hospitalización es donde tenemos una proporción más grande

Zoé Robledo

Informó, asimismo, que del 15 de diciembre a la fecha hay 200 camas más de hospital para atender a los pacientes con coronavirus, que se sumaron a las otras 200 que se pusieron en el mes de noviembre.

Manifestó que la aplicación de las pruebas rápidas ha ayudado a destrabar algunos procesos en las hospitalizaciones.

“En unas urgencias en donde el hospital es híbrido muchas veces se tiene que esperar la prueba confirmatoria para decidir si el paciente va a un área de COVID o un área no COVID. La prueba rápida nos permite resolver eso con mayor velocidad. Lo mismo cuando un paciente está a punto de ser dado de alta y que requiere de una prueba confirmatoria para irse a su casa, ya que se tienen los resultados con mayor velocidad”, explicó.

Sin embargo, Zoé Robledo dijo que le preocupa que la gente no atienda las recomendaciones y se reúna toda la familia en la Cena de Navidad y las consecuencias que esto puede traer.

“Existe la preocupación de que alguien no termine de asumir lo que se está viviendo y que entonces que de las posadas se empiecen a ver estos casos y preocupa mucho la cena de mañana, porque a esos pacientes los estaremos viendo en la próxima semana”, agregó.

Con relación a la aplicación de la vacuna anticovid, insistió en que la primera etapa será el personal de salud del IMSS de todas las categorías que está atendiendo COVID exclusivamente.

Dijo que son aproximadamente 360 mil trabajadores, entre médicos, doctoras, enfermeras, enfermeros, personal de laboratorio, químicos, asistentes médicos, trabajo social ,manejadores de alimentos, limpieza e higiene, personal de ambulancias, camilleros y radiólogos.

CENARÁ CON LOS MÉDICOS

Cuestionado sobre donde pasará la Cena de Navidad, Zoé Robledo dijo que con los médicos que llegaron de otros estados para participar en la Operación Chapultepec. “Mi familia está lejos, en Chiapas”, indicó.

Finalmente Robledo Aburto informó que él se pondrá la vacuna hasta que le corresponda.

Manifestó que esperará hasta que su grupo etario le toque para que él proceda a ponerse la vacuna, pues a él ya le dio COVID y tiene cierto grado de inmunidad.

Te puede interesar: Anuncia IMSS “Operación Chapultepec” para trasladar médicos a CDMX